La DPH favorecerá la recuperación de espacios del entorno urbano

El área de Desarrollo y Comarcalización de la Diputación de Huesca reforzará sus programas de Recuperación de Espacios del Entorno Urbano y de las Actividades de Educación y Difusión Medioambiental en 2003, subvencionando nuevas actuaciones en distintos ayuntamientos de la provincia.

Hasta la fecha, la Institución provincial ha subvencionado más de 200 proyectos en todo el Alto Aragón. La ayuda económica solicitada por las entidades locales tenía como destino final la rehabilitación de determinados espacios con el objetivo de crear zonas de esparcimiento para sus habitantes. De esta forma, se ha favorecido la recuperación de ríos, canales, acequias y barrancos, balsas, taludes de erosión progresiva o de espacios públicos en torno a elementos tradicionales como lavaderos, fuentes, ermitas, merenderos, miradores, zonas de recreo o jardines.

La Diputación de Huesca ha invertido en estos últimos tres años en el marco del Programa de Recuperación de Espacios del Entorno Urbano, la cantidad de 1.899.395,38 euros. Esta iniciativa cuenta además con la financiación de la Unión Europea, concretamente, a través del Programa Operativo II, acción 2.4.2

El diputado de Desarrollo de la DPH, José María Morera, resalta "el esfuerzo económico que se ha hecho desde su departamento para impulsar políticas que favorezcan un desarrollo sostenible de nuestro territorio". Asimismo, señala que "no son programas aislados, sino que están integrados en esa política de defensa, de conservación y preservación del medio natural, como fuente de riqueza y de futuro".

En el informe de gestión presentado a la comisión de Desarrollo se asegura que la adecuación del entorno de diversos elementos patrimoniales, junto con el establecimiento de zonas verdes y zonas de recreo suponen, el mayor porcentaje no sólo del total de actividades sino también del total de la inversión. La corrección de taludes y la adecuación de barrancos constituyen un porcentaje mucho menor.

Este plan se completó en el 2000 con otra línea de subvenciones encaminadas a "fomentar las buenas prácticas medioambientales entre la población". En este apartado, la inversión realizada por la Diputación ha superado los 326.000 euros. Entre las acciones subvencionadas figuran la impartición de cursos, jornadas, seminarios y campañas de sensibilización, así como, una serie de actividades de educación medioambiental (aulas de naturaleza, cursos de formación de grupos de trabajo sobre temas vinculados al medio ambiente). También se ha apoyado la edición de publicaciones, guías y carteles con la intención de acercar esta política al ciudadano.

Dentro de este programa, una de las actividades más requeridas por los ayuntamientos ha sido la realización de excursiones o reconocimiento de senderos educativos. Los temas más analizados son: conocimiento del medio, paisaje, los residuos sólidos urbanos, el reciclaje y la contaminación.

Morera asegura que una de las principales razones que ha llevado a su departamento a estimular este tipo de programas, ha sido el gran interés que suscitan los temas medioambientales en el medio rural. El responsable de Desarrollo insiste en "la necesidad de conservar nuestros pueblos, favoreciendo un desarrollo compatible con el medio ambiente". Respetar desde la educación, implantando buenos hábitos, y trabajando en la preservación y el respeto más absoluto al medio natural, éstos son los principios básicos de los programas impulsados por la Institución provincial.

Comentarios