Los ruidos vecinales encabezan la lista de quejas por contaminación acústica en Huesca

Huesca no está caracterizada por ser una ciudad ruidosa pero en algunos puntos la contaminación acústica supera los niveles permitidos. Es el caso de las zonas de bares y Casco Antiguo que se suma a las Harineras y las motocicletas que se agrava con la llegada del calor cuando las casas permanecen con las ventanas abiertas.

Estos son algunos de los problemas más tradicionales a los que se acusaba de ruidosos. Ahora son las quejas vecinales las que encabezan la lista.

Este miércoles se celebra el Día Mundial Contra el Ruido y desde la Concejalía de Medio Ambiente se quiere hacer una llamada a la concienciación ciudadana para lograr una ciudad más silenciosa y agradable.

Además en esta jornada se pretende resaltar la importancia de adquirir buenos hábitos a edades tempranas para lo que también se ha realizado sesiones en los colegios de la ciudad invitando a los jóvenes a que dediquen especial atención a reflexionar sobre el ruido, un área de la educación medioambiental "poco desarrollada" hasta ahora.

La ordenanza de ruidos que actúa en Huesca desde hace dos años, está catalogada como una de las mejores existentes en España y muy solicitada desde otras comunidades por ser dinámica y flexible. La ordenanza actual ha sido elaborada conjuntamente con el departamento de vibro-acústica de la Universidad de Zaragoza.

El movimiento vecinal que desde hace años se viene manifestando en el Casco Antiguo y San Lorenzo contra las zonas de bares propone elaborar planes de ocio nocturno alternativos y de urbanismo sensibles al problema, medidas paliativas en aquellos lugares donde ya existe este tipo de contaminación y normas para los locales de ocio, así como medidas sancionadoras y más rigurosidad en la concesión de licencias a locales.

La vigilancia policial, según Elisa Gabarre, es esencial para conseguir mantener controlado el nivel de ruidos en la ciudad tanto en el control de motocicletas como en el de los bares y veladores, llamado "el ocio nocturno" que agrava la situación.

También los médicos y especialistas apuntan al ruido como uno de los causantes principales de enfermedades como el stress y desde la sociología se le apunta como princial culpable del comportamiento agresivo existente en la mayor parte de la población.

Comentarios