Huesca prepara la llegada de los juicios rápidos

El Ministerio de Justicia prevé la puesta en práctica de los nuevos juicios rápidos a partir del mes de mayo, fórmula incluida en la reforma del Código Penal. En la provincia de Huesca se han realizado diversos encuentros con el fin de efectuar una implantación adecuada, si bien los juicios rápidos están más pensados para grandes ciudades donde los procesos se prolongan más en el tiempo que en provincias de características como las de Huesca.

La Fiscalía General del Estado ya ha remitido una circular y una instrucción explicando las cuestiones prácticas y jurídicas que supone la puesta en marcha de los juicios rápidos y la reorganización de las guardias y otras cuestiones que tienen que ver con este nuevo proceso. En las reuniones preparatorias han estado presentes jueces, magistrados, fiscales, abogados y policía judicial, para coordinar y establecer un calendario.

Tal como está establecida la ley tiene un papel fundamental la Policía ya que los juicios rápidos se podrán agilizar en función de que el atestado policial sea completo, por lo tanto dependerá de los datos que tenga la Policía para valorar si se puede celebrar o no por juicio rápido. Otro aspecto es la falta de fiscales y funcionarios para poder desarrollar estos nuevos procesos en Huesca, aunque la fiscalía asume que se pondrá en funcionamiento con el personal que hay actualmente.

Se va a prestar especial atención a la vinculación ciudades-pueblos y se va a trabajar en el capítulo de las nuevas tecnologías, con el uso de las videoconferencias, para poder celebrar vistas en las que se produzcan intervenciones a distancia.

En estos momentos se considera satisfactoria la duración de los procesos en Huesca, ya que la media se sitúa en 2 meses. Con la implantación de los juicios rápidos se quiere reducir a 15 días, llegando a una duración de 72 horas en el caso de las faltas.

Comentarios