Berbegal celebra este domingo su feria anual tras un siglo en el olvido

El domingo de Pascua ha sido la fecha que se ha elegido para celebrar de forma anual la tradicional feria de esta pequeña villa del Somontano que, después de casi un siglo olvidada, ha sido recuperada. Una feria en la que se dan cita cerca de treinta artesanos, procedentes de toda la geografía aragonesa, para dar a conocer sus productos artesanales, entre ellos la cerámica, el mimbre, así como los productos típicos de la tierra.

El alcalde de Berbegal, Miguel Ángel Puyuelo, explica que se ha querido celebrar este domingo de Pascua, aprovechando la llegada de visitantes a la Comarca del Somontano, durante la Semana Santa. Una feria que contará con la asistencia de cerca de treinta puestos diferentes en los que se podrá adquirir productos artesanales y en la que, destaca su alcalde, ?los vecinos del pueblo se han volcado porque saliera adelante?.

Un intenso domingo de Pascua en el que se llevarán a cabo diferentes actividades complementarias, según explica Puyuelo, como es una exposición de fotografías, así como diversas actividades musicales y juegos infantiles para los más pequeños.

Por su parte, el Presidente de Cultura de la Diputación Provincial de Huesca, Salvador Ariste, destaca la importancia de este tipo de ferias, no sólo desde el punto de vista económico y social, sino además por su valor etnográfico, ?ya que en este tipo de eventos se tiene la oportunidad de conocer el trabajo artesanal y la elaboración de los productos de antaño, pero sobre todo porque es una forma de recuperar antiguos oficios que se habían perdido y que cada vez están más en auge en la actualidad?.

Una tradicional feria que se remonta en la historia a la época de Jaime I, quien concedió a la villa una serie de privilegios, entre ellos el de celebrar de forma anual esta feria. Berbegal era entonces, en el entorno, la localidad de referencia de toda la comarca como lo demuestra la capacidad de sus plazas y la grandeza de su Iglesia Colegiata. Tras la guerra de la Independencia fue muy difícil la continuación de las ferias de los pueblos y con la llegada del ferrocarril todas se trasladaron a las zonas de influencia de éste, hasta la actualidad en que Berbegal decide recuperar del pasado esta feria, en colaboración con la Asociación cultural ?Caum?.

Comentarios