Trágica Semana Santa con 6 muertos y 72 heridos en las carreteras de la provincia

2003042121 accidente.jpg

Las datos provisionales de la operación especial de tráfico en la red viaria altoaragonesa han contabilizado ya, a falta de este Lunes de Pascua, 31 accidentes con víctimas desde el pasado día 11 de abril, cuando se inició la primera fase. Seis personas han perdido la vida y 72 han resultado heridas de diversa consideración. Los accidentes mortales se registraron en la N-240, que ha sido una de las más conflictivas durante estos días con tres muertos, A-129 y N-260. Las cifras respecto al año anterior se han incrementado de forma espectacular ya que en 2002 tan sólo se registró un muerto y 19 heridos.

La Operación Tráfico correspondiente a Semana Santa finaliza a las 24 horas de este Lunes de Pascua. Se prevé que haya una intensa circulación en muchos puntos de la provincia de Huesca ya que se combina la vuelta a la actividad en el Alto Aragón con el retorno de los habitantes de aquellas Comunidades Autónomas en las que todavía es fiesta. La travesía de Monzón es el punto de la geografía altoaragonesa en la que se pueden producir problemas de tráfico por la vuelta a sus domicilios de los catalanes que hayan tenido en la provincia de Huesca su destino turístico.

Termina en la próxima medianoche esta Operación Especial de Tráfico, la primera de gran intensidad de 2003, que se iniciaba con una previsión de 800.000 desplazamientos por la provincia de Huesca, sobre todo en las carreteras de acceso al Pirineo.

Numerosos desplazamientos de corto recorrido se producían, además, en este Lunes de Pascua tanto en Barbastro y Berbegal como en Monzón, ya que se acude al Monasterio del Pueyo y a la Virgen de la Alegría, respectivamente, con miles de personas que participan en los actos festivos organizados en ambos lugares. Además, tiene lugar en Binéfar otra romería, a San Quílez.

Comentarios