Cartas al director: Aragón decide

Partido Aragonés (PAR)

Manifiesto San Jorge 2003

Los aragoneses nos disponemos de nuevo a vivir el día de la Comunidad, afirmando otra vez nuestros derechos ante el Plan Hidrológico Nacional. En esa coyuntura el PAR reitera que en Aragón no sobra agua, sino que faltan inversiones. En el día de San Jorge, reafirmamos nuestra oposición al trasvase del Ebro y el apoyo al Pacto del Agua. Es el momento de que, dentro de España y Europa, Aragón tome en sus manos su futuro y decida por sí mismo con fuerza y valentía.

En la fiesta de nuestro patrón, el PAR invita a los aragoneses a hacer país, sociedad y Comunidad. Durante años este pueblo ha demostrado que está comprometido con su futuro colectivo. Siempre que ha sido requerido, ha sido generoso en su respuesta a favor de Aragón. Por eso, hoy nos sentimos obligados a reafirmar la confianza en la calidad y capacidad de nuestra gente. Desde esa convicción, y ante las próximas Elecciones autonómicas y municipales, los llamamos a hacer juntos Aragón.

Desde que recuperó su autogobierno, esta tierra ha mejorado sus oportunidades, su desarrollo, su calidad de vida. La autonomía sigue siendo, pues, una esperanza. Por eso anhelamos tenerla en plenitud, dentro de la España constitucional. El PAR reafirma su compromiso con la autonomía plena. Con ese fin proponemos a los partidos y sectores sociales un Pacto por el Autogobierno que haga posible presentar al Estado una propuesta única.

Queremos un territorio para vivir. Zaragoza y Aragón se necesitan, complementan y refuerzan. El futuro de esta Comunidad se apoya en el desarrollo de una ciudad que va a ser referencia económica y cultural en el sur de Europa. Pero aspiramos a llenar de vida el territorio y para ello hemos de prolongar el crecimiento de la capital hasta las comarcas, ciudades y pueblos. Por eso apostamos por infraestructuras pensadas en función de Aragón, no de las conveniencias de Madrid o Barcelona. Por eso sostenemos que el agua es de Aragón y ha de aprovecharse primero aquí. Por eso aspiramos a que una Comunidad del Ebro, junto a Navarra y Rioja, nos haga fuertes en el noreste de España.

Para el PAR, durante veinticinco años lo primero siempre ha sido Aragón. Ahora renovamos ese compromiso con los intereses colectivos, pero sobre todo con los aragoneses. Buscamos para ellos unos servicios públicos de acceso universal y con la calidad de las sociedades avanzadas, para lo que vamos a sumar el sector público y el privado. Queremos que se sientan libres, y por tanto seguros, en cualquier punto de la Comunidad. Aspiramos a que la familia, en sus distintas formas, sea el corazón de la sociedad aragonesa y a ser un pueblo cohesionado, unido alrededor de valores, como la paz y la solidaridad.

Unidos, los aragoneses somos fuertes. En este San Jorge de 2003 hemos de retomar ese camino de consenso. Como proyecto aragonesista y de centro, el PAR se compromete a ser cauce de diálogo y espacio de encuentro, para que Aragón decida.

Comentarios