Homenaje al compositor Antón García Abril en su setenta cumpleaños

Este viernes 25 de abril, en el Salón de la Diputación Provincial tendrá lugar un concierto homenaje al compositor turolense Antón García Abril, en su setenta cumpleaños. El recital, patrocinado por Ibercaja, estará a cargo del pianista Mariano Ferrández Castillo y comenzará a las ocho de la tarde.

Antón García Abril ha recibido recientemente el Premio Aragón 2003 y el galardón en la categoría de mejor autor de música clásica de los ?Premios de la Música?, por Concierto de la Malvarrosa. Estos reconocimientos se suma a los numerosos galardones que el compositor turolense ha recibido a lo largo de su trayectoria.

En el concierto de mañana, Mariano Ferrández interpretará algunas de las piezas para piano más representativas del maestro Antón García Abril: Sonatina, Sonata de las cuatro estaciones, Sonata del Guadalquivir y Preludios de Mirambel números 1, 6, 5 y 4.

En la primera parte del programa encontramos obras de corte clásico. La Sonatina, que abre el concierto, es su primera composición, de 1954; La Sonata de las cuatro estaciones forma parte de su obra didáctica para piano Cuadernos de Adriana, de 1986. A pesar de ser una obra en principio pensada para niños, según los expertos, destaca por su belleza, dentro de su gran sencillez.

La Sonatina del Guadalquivir, 1985, de factura más moderna, es un homenaje a Joaquín Turina. La segunda parte del recital está dedicada a los Preludios de Mirambel , cuatro de los seis que componen el ciclo. ?Con ellos- según el pianista Mariano Ferrández- García Abril crea una obra grande, de gran dificultad, intentando renovar la técnica pianística, con un carácter eminentemente español en sus ritmos y en sus melodías?.

El pianista oscense Mariano Ferrández Castillo comenzó sus estudios con Miguel Ángel Tapia, entre otros maestros, obteniendo en el Conservatorio de Zaragoza el premio de honor en el 8º curso de piano y en el 2º de música de Cámara. Posteriormente estudia con Joaquín Soriano en el Conservatorio de Madrid, donde obtiene el título superior de piano y música de Cámara, con excelentes calificaciones y premios.

Ha participado en numerosos cursos de perfeccionamiento y ha obtenidos premios de interpretación en el Concurso Ciudad de Huesca, Concurso Internacional ?Fundación Guerrero?, de Madrid, Concurso Nacional ?Juventudes Musicales? de Granada y el premio ?Ella Olin? del Conservatorio de Bruselas.

Ha ofrecido recitales de piano y de música de cámara en salas y auditorios españoles y europeos. Mariano Ferrández ha grabado, entre otros, dos CDs con piezas de piano de Mompou y de García Abril. Combina su actividad concertística con la pedagógica.

ANTÓN GARCÍA ABRIL

Antón García Abril, nació en Teruel, en 1933, donde comenzó su contacto con la música en el seno de la Banda Municipal. Su obra sinfónica es muy extensa, abarca la mayoría de las formas musicales: ópera, obras para orquesta, cantatas, conciertos, música de cámara y música cinematográfica.

En 1958, García Abril participa junto con un nutrido grupo de compositores en la creación del Grupo Nueva Música que, en torno a la figura del crítico Enrique Franco, agrupa a buena parte de la llamada Generación del 51. No obstante, no tarda en trazar su propio camino lejos de los más atrevidos vanguardismos; para él siempre ha tenido un gran peso la tradición formal, el melodismo y la tonalidad.

A lo largo de su dilatada carrera profesional ha recibido numerosas e importantes distinciones, entre ellos, en 1955 el Premio Internacional de Composición convocado por la Academia Chigiana de Sien donde había marchado a estudiar Composición, Dirección de orquesta y Música Cinematográfica o, más recientemente, la medalla de Oro de Bellas Artes que, en 1999, le entregaron los Reyes de España.

Otros premios y galardones recibidos en la última década son el Premio Nacional de Música, Medalla de Aragonés de Mérito en Arte y los Premios de la Música otorgados por la Sociedad General de Autores y Editores y la Asociación de Intérpretes y Ejecutantes.

También ha recibido el ?Premio Orfeón Donostiarra/ Universidad País Vasco 2001? a la creación musical y recientemente ha sido nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad Complutense de Madrid.

De vital importancia para muchas generaciones de compositores ha sido su dedicación pedagógica. Desde 1957 a 1969 fue profesor auxiliar de Solfeo del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Después de unos años volcado en la composición, en 1971 vuelve a la enseñanza como catedrático interino de Composición y Formas Musicales del mismo conservatorio, plaza que consiguió por oposición en 1974.

En marzo del 1982 fue elegido miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid; en mayo del 1995 correspondiente de la Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis de Zaragoza, nombrándole en enero del 2003, por unanimidad, Académico de Honor de dicha Academia.

Comentarios