Las estaciones de esquí cierran la temporada

2003042525 esqui esquiadores.jpg

Este domingo se cierra una de las temporadas más largas de la historia. Desde el 22 de noviembre , cuando abrió Astún hasta el domingo 27 cuando cierren los remontes, habrán sido casi 155 días de temporada. El balance realizado por las empresas ha sido positivo, tanto Aramón como Astún-Candanchú , han indicado que se ha registrado un aumento de esquiadores y en casos como Panticosa ha sido la mejor temporada de su historia. Durante el verano se inicia un nuevo ciclo enfocado a dar servicio al turismo de naturaleza y deporte y al inicio de las obras del plan de inversiones de cada una de las estaciones.

En Astún, continúan en funcionamiento 10 de los 14 remontes de los que dispone la estación, y 33 de las 50 pistas, lo que hace un total de 25 kilómetros esquiables en nieve primavera, con un espesor que puede alcanzar los 150 centímetros en cota máxima y 30 en la base de la estación. Candanchú mantendrá durante el fin de semana un 30 % de su estación abierta con 21 kilómetros esquiables del total de 58 que conforman la estación, aunque sólo puede mantener 12 de los 24 remontes y 23 de las 59 pistas de las que dispone. Formigal abre con 14 remontes, 34 pistas y 37 km con espesores de 25 a 185 cm de nieve húmeda.

En Cerler 8 remontes, 18 pistas y 19 km con espesores de 40 a 160 cm de nieve primavera. Las temperaturas primaverales se sitúan a primera hora de la mañana entre 5 y 8 grados alcanzando hasta lo 15 grados a media mañana.

En circuitos de fondo Candanchú mantiene 1,5 km y los Llanos del Hospital con 8 km.

La temporada 2002-03 llega a su fin, pero las estaciones no descansarán en verano. Algunas permanecerán abiertas para uso turístico, pero todas aprovecharán para remodelarse y aumentar su oferta la próxima campaña. Así lo hará Formigal que, dentro del holding Aramón, podrá llevar a cabo la gran reforma que tiene proyectada desde hace años. Ampliará sus pistas hacia el Portalet para intentar unirse con Astún por el Canal Roya, en un ambicioso proyecto que será una realidad tras el verano y que costará unos 70 millones de euros.

Comentarios