En el Alto Gállego se recupera este sábado el camino de herradura de Oliván a Berbusa

Miembros de la Asociación Cultural ?O Cumo? y trabajadores de Alcoa de Sabiñánigo dedican este sábado a la rehabilitación y acondicionamiento del antiguo camino de herradura, fuera de uso desde hace cuarenta años, que comunicaba los pueblos del Alto Gállego de Oliván y Berbusa y facilitará el acceso al núcleo serrablés abandonado de Ainielle.

Esta iniciativa de fomento de la cultura medioambiental y de conocimiento de parajes de especial riqueza natural del entorno próximo, ha sido iniciativa de un grupo de empleados de la factoría que esta multinacional Norteamérica tiene en la localidad serrablesa y que participan este sábado como voluntarios.

La compañía respalda esta iniciativa solidaria y de voluntariado social de sus trabajadores aportando tres mil dólares, que entregará Francisco Ruba, director de Alcoa-Sabiñánigo, a los representantes de la citada asociación cultural, en el transcurso de una comida campestre a la que han sido invitados, además de los participantes, los alcaldes y presidenta de la comarca y guardas forestales, entre otras personas relacionadas con actividades de protección y salud del entorno.

Los trabajos a realizar consisten en una recuperación integral de un tramo de cuatro kilómetros para devolverle su configuración original, para lo que cuentan con la autorización municipal y el asesoramiento de personas mayores de Oliván que en su juventud usaron de manera habitual este camino para sus tareas agrícolas o pastoriles. Los participantes instalarán paneles informativos de la geología de la zona, vegetación, fauna y valores etnográficos.

Olivan, cuya iglesia forma parte del conjunto histórico-artístico de las iglesias mozárabes de Serrablo, se asienta cerca de la desembocadura del barranco del mismo nombre, antesala de un frondoso valle y del núcleo rural de Ainelle, que fue inmortalizado en la novela de Julio Llamazares ?La Lluvia Amarilla?.

Comentarios