El BM Huesca prepara con máxima tensión el partido ante el Maristas

El equipo de Toni Busto volvía a los entrenamientos este martes con la mirada puesta en la última jornada en Zaragoza en la que está juego la presencia de los oscenses en la fase de ascenso. La primera consigna que se está dando en el club es el de evitar cualquier tipo de euforia y pensar en que es una nueva final la que el Forcusa Huesca tendrá por delante en la pista zaragozana. Además, el Maristas, aunque es una carambola muy extraña, tiene la permanencia en el bolsillo, pero no la tiene asegurada al cien por cien. Con todos estos datos en el BM Huesca confían en no fallar ante la oportunidad que se presenta en la última jornada.

El equipo depende de sí mismo, que ya es algo destacado como señalaba el presidente Ignacio Munuera a Radio Huesca Digital. II No podemos desaprovechar la oportunidad que se nos ha presentado y debemos salir a por todas para conseguir lo que estábamos buscando desde el principio de temporada". La directiva confía en el apoyo de la afición, aunque no se puedan fletar autobuses debido a la huelga de transporte de viajeros que hay en Zaragoza.

Los jugadores son conscientes de la importancia del encuentro, como apuntaba Israel Damont. "La verdad es que no esperábamos llegar a la última jornada en esta posición y ahora no podemos fallar y tendremos que salir al cien por cien". Sobre lo que se puede jugar el equipo rival, en el Forcusa Huesca prefieren pensar en ellos mismos. "Están casi salvados, pero eso no tiene que importarnos y nosotros tenemos que ganar y punto".

El partido se juega el sábado por la tarde, a partir de las siete, como toda la jornada ya que la mayoría de los encuentros influyen en como pueda quedar la clasificación final.

Comentarios