Adhesiones y compromisos: primeras herramientas de la estrategia ambiental de Aragón

El Gobierno de Aragón, empresas, sindicatos, colegios profesionales, agrupaciones ciudadanas y asociaciones de defensa ambiental han participado en la redacción de la EÁREA (Estrategia Aragonesa de Educación Ambiental). La Estrategia dedica un apartado a cada uno de estos sectores, centrándose en la relación de cada colectivo con su situación actual respecto a la educación ambiental y a las carencias que deben ser superadas.

El documento de la EÁREA recoge un plan de acción en materia de medioambiente, así como las debilidades, fortalezas y peligros que existen. El texto definitivo ha requerido la elaboración de cuatro borradores anteriores redactados desde 2001.

Las adhesiones

El proceso de elaboración de la EÁREA ha sido muy significativo, sin embargo, queda todavía un importante reto por cumplir: conseguir su aplicación. Para ello, es imprescindible la participación de todos los sectores sociales. Con este mismo fin se ha puesto en marcha un programa de adhesión al que pueden sumarse todas aquellas personas, asociaciones y colectivos que lo deseen.

La solicitud de adhesión a la EÁREA es un proceso voluntario por el que una entidad manifiesta que conoce y se muestra de acuerdo con los planteamientos, el diagnóstico, los objetivos y las líneas de acción establecidos en ella. Asimismo, manifiesta su compromiso a trabajar en todos los ámbitos a su alcance para desarrollar y poner en marcha acciones que permitan la consecución de los objetivos establecidos en la Estrategia, poniendo los medios necesarios para ello.

Todas estas adhesiones constituyen una auténtica red de personas y entidades que han manifestado su interés por la educación ambiental en Aragón, lo que supone un enorme potencial de trabajo y de consenso.

Más de un centenar de adhesiones

Cuando el pasado mes de febrero el consejero se dirigió a las entidades proponiendo su adhesión a la Estrategia Aragonesa de Educación Ambiental, las previsiones eran discretas. Sin embargo, el día 3 de abril más de un centenar de colectivos ya habían manifestado su interés por participar. En concreto, 132 entidades han recibido ya el Diploma de Adhesión. Se trata de un número muy superior al esperado en esta primera fase, antes incluso de la presentación oficial.

Además, en las próximas semanas se remitirán cerca de 1.000 libros del documento de la EÁREA a otras tantas personas y asociaciones de Aragón, ofreciéndoles la posibilidad de adherirse si no lo han hecho ya.

La tipología de las adhesiones es muy variada; desde grandes a pequeñas empresas, fundaciones y asociaciones ambientalistas y no ambientalistas, sindicatos, organizaciones empresariales, centros de formación, ayuntamientos, etc...

En una segunda fase, deberán materializarse los llamados ?compromisos para la acción?, por los que cada entidad pondrá en marcha actividades concretas. Estos documentos ya no serán una mera declaración de intenciones, como en cierta medida es el plan de adhesión, sino que deberá incluir acciones especificas. Regularmente, cada una de las asociaciones deberá realizar una autoevaluación voluntaria que analice el grado de cumplimiento de sus compromisos.

Comentarios