Aramón cumple su primera temporada con un aumento de esquiadores cercano al 10 %

ARAMÓN Montañas de Aragón S.A. afronta la recta final de la presente temporada de nieve con un significativo incremento en el número de esquiadores. A falta de las visitas que se produzcan durante la próxima Semana Santa, el número total de usuarios de las cinco estaciones que gestiona Aramón (Cerler, Formigal, Javalambre, Panticosa y Valdelinares) ha aumentado en casi un 10 % respecto al año anterior, de acuerdo con las estimaciones provisionales de ARAMÓN cuando está a punto de cerrarse la primera temporada completa bajo la gestión del hólding de la nieve tras su creación en el año 2002. Formigal: Campaña excepcional, por encima incluso de la 1997-98 Cerler: Una de las temporadas más largas de los últimos años Panticosa: Fuerte incremento en los ingresos por venta de forfaits Javalambre-Valdelinares: Récord absoluto de visitantes durante los fines de semana de febrero

Las previsiones para Semana Santa y Pascua indican que todas las estaciones del grupo ARAMÓN gozarán de unas excelentes condiciones para la práctica de los deportes de invierno.

La temporada 2002-03 se ha caracterizado por ser una de las más largas de los últimos años, ya que, cuando se produzca el cierre de las pistas tras las vacaciones de Semana Santa, se habrán cumplido cinco meses de esquí en algunas estaciones. Ha habido abundancia de nieve y, aunque el tiempo no ha sido siempre favorable, en general se considera que la presente ha sido una de las mejores campañas que se recuerdan.

ARAMÓN Montañas de Aragón es una sociedad participada al 50% por el Gobierno de Aragón e Ibercaja cuyo objetivo estratégico es potenciar el turismo de nieve en la Comunidad aragonesa, así como el aprovechamiento de las posibilidades turísticas que ofrecen los numerosos recursos naturales, hidrológicos y paisajísticos de la región, siempre bajo los criterios de máximo respeto al medio ambiente y de creación de riqueza sostenible en el entorno inmediato. A día de hoy ARAMÓN es ya el gran hólding de la nieve en España, con el 20 % de la superficie esquiable de todo la oferta nacional.

ARAMÓN FORMIGAL. La mayor de las estaciones de ARAMÓN cerrará el próximo 27 de abril una temporada que se puede calificar de excepcional, incluso comparándola con la 1997-98, hasta ahora considerada la mejor en el Pirineo aragonés, ya que la producción de remontes ha aumentado un 7 % en relación con aquella campaña. En cuanto al origen de los esquiadores en ARAMÓN Formigal, el grupo más numeroso han sido los aragoneses (30 % del total), País Vasco (23 %) y Comunidad de Madrid (20 %), siendo ésta última procedencia la que ha registrado un mayor incremento como resultado de las campañas de promoción realizadas en la capital de España.

Para Formigal ha sido también una temporada de gran trascendencia en el ámbito de la gestión de la calidad, al haberse incorporado al Club de los 400, al que pertenecen las empresas aragonesas que alcanzan las mayores puntuaciones según el modelo de la EFQM (Fundación Europea para la Gestión de la Calidad), y haber superado, tanto la estación como el Hotel Formigal, la auditoría de renovación de la ?Q? de Calidad Turística. Asimismo en el balance de ARAMÓN Formigal merece destacarse la inauguración de un nuevo hotel de cuatro estrellas (Hotel Saliecho), la celebración de importantes congresos en el Hotel Formigal y la realización de numerosas actividades deportivas de alto nivel en sus pistas.

ARAMÓN CERLER. La frecuencia de las nevadas a lo largo de todo el invierno y el trabajo de los doscientos cañones para innivación artificial con que cuenta esta estación han hecho posible que Cerler haya disfrutado de una de las temporadas más largas de los últimos años, con espesores máximos que no han bajado del metro y medio, y con unos mínimos que se han mantenido desde el primer día por encima de los 50 centímetros. Eso ha permitido que desde el inicio de la campaña se haya podido esquiar desde la cota más baja del centro invernal (1.500 metros) hasta las zonas más altas como Gallinero y Canal Amplia (2.630 metros). En ese contexto favorable, ARAMÓN Cerler ha batido récords en cuanto a número de esquiadores, registrando ocupaciones máximas tanto en el puente de la Constitución como en las Navidades, tendencia que se ha mantenido en febrero y marzo.

A lo largo de la temporada, la estación ha realizado numerosas actividades sociales (entre las que destaca el Ier Encuentro de Profesionales sobre Comunicación y Tecnología al Servicio del Esquí) y eventos deportivos de alto nivel como la Cronoescalada Individual de Esquí Alpinismo o los Campeonatos de España de Esquí Alpino Adaptado.

ARAMÓN PANTICOSA. La estación de Panticosa se ha beneficiado igualmente del buen tono general de la temporada de nieve en el Pirineo aragonés. A pesar de que el mal tiempo obligó a cerrar las instalaciones durante algunos días del mes de enero y de que aún está por llegar la Semana Santa, los ingresos por venta de forfaits han aumentado por encima del 20 % respecto a la temporada anterior.

Además, la nieve ha tenido una alta calidad (nieve polvo en la mayoría de los días) a lo que ha contribuido el nuevo sistema de pisado de las pistas, cambio que ha sido bien valorado por los clientes más asiduos de la estación. Aragón, País Vasco, Navarra, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana han sido los orígenes más frecuentes de los esquiadores de ARAMÓN Panticosa durante esta temporada.

ARAMÓN JAVALAMBRE-VALDELINARES. El inicio de la temporada no resultó demasiado prometedor para las estaciones turolenses, ya que la adversa meteorología impedía incluso el normal funcionamiento de los cañones de nieve artificial. Sin embargo, a partir de la primera semana de enero las condiciones mejoraron de forma espectacular, lo que permitió que los fines de semana de la segunda quincena de enero y de todo el mes de febrero fueran los de mayor afluencia de esquiadores en la historia tanto de ARAMÓN Valdelinares como de ARAMÓN Javalambre, contabilizándose cifras récord en la historia de estas estaciones de la provincia de Teruel.

Las intensas nevadas caídas a finales de febrero ?las mayores de todo el invierno- dejaron las pistas en inmejorables condiciones de cara a la recta final de la temporada. El propio presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, pudo comprobar personalmente por aquellas fechas en Valdelinares la buena calidad de la nieve disponible, durante una jornada de presentación de ARAMÓN a un grupo de periodistas, al término de la cual declaró: ?He esquiado hoy en una de las mejores nieves de mi dilatada trayectoria como esquiador?.

Comentarios