El campo necesita un plan PREVER

El sector primario presenta unas altas tasas de siniestralidad laboral, en muchos casos con consecuencias fatales. Se observa que el ranking de accidentalidad está encabezado por siniestros vinculados con maquinaria obsoleta manejada por jubilados.

El Ministerio de Agricultura pretende sacar adelante un plan PREVER que incentive el cambio de maquinaria anticuada por otra que cuente con las últimas innovaciones en materia de seguridad y comodidad. Daños por aplastamiento y por atrapamiento son los que se llevan la palma en la accidentalidad en el campo. Son, además, los siniestros con consecuencias más graves.

Las estadísticas no reflejan la auténtica realidad de los accidentes laborales en el sector primario ya que muchos los sufren jubilados y otros tienen una repercusión menor a 15 días de baja, con lo que no se notifican.

Estamos hablando de un sector que se mueve en explotaciones dispersas, con terrenos accidentados y en condiciones atmosféricas en muchos casos extremas.

El subsector ganadero tiene sus propias peculiaridades. En este caso los accidentes se vinculan a animales de gran porte y con las enfermedades que padece el ganado, por el contagio que puede existir al ser humano.

En muchas ocasiones, la siniestralidad está relacionada con la elevada media edad de los trabajadores, con una formación basada mayoritariamente en la tradición y en la experiencia. Muchas veces, las instalaciones y la maquinaria son obsoletas, con mantenimientos no adecuados. También se da el caso de equipamientos sofisticados y modernos pero con un uso incorrecto.

Hay además una gran incidencia de mano de obra inmigrante con falta de capacitación y diferencias culturales y de idioma.

Se coincide en el sector primario en la importancia de contar con la mayor información y formación posible en aspectos básicos sobre manipulación de cargas; utilización correcta de los plaguicidas y abonos, la maquinaria y las herramientas; la exposición a riesgos biológicos transmitidos por el ganado;...

Comentarios