En un 60% el perfil del donante son personas mayores de 50 años que fallecen por problemas vasculares

En el comienzo de la IV Reunión Nacional de Invierno de Coordinadores de Trasplantes que se lleva a cabo en el Balneario de Panticosa, el Consejero de Salud, Alberto Larraz, ha manifestado ? que las características de los donantes de órganos están cambiando en los últimos años, pasando de ser un adulto joven, víctima de un traumatismo craneoencefálico, a un adulto de 50 años de edad promedio, que fallece como consecuencia de un problema vascular cerebral?. Esto ofrece unos datos según el consejero que ? un porcentaje del 60% de las donaciones registradas en nuestro país el año pasado corresponde a esa edad?.

El año pasado hubo veintiocho donantes aragoneses, el 98% de ellos en la modalidad de multiorgánicos. En nuestra Comunidad Autónoma se realizaron treinta y tres trasplantes de riñón, otros dieciocho se enviaron a otras regiones, treinta y tres trasplantes fueron hepáticos, seis hígados se enviaron a otras comunidades y nueve trasplantes de corazón, con otros seis de estos órganos fueron a pacientes de otras comunidades. Las negativas familiares que se produjeron fueron de doce.

Las características de los órganos de que se dispone para los diversos programas de trasplantes también han variado. Según Larraz ?el envejecimiento de los donantes, unido a la necesidad creciente de órganos para trasplantar a una población también cada vez de mayor edad, hace que se tengan que afrontar nuevos retos y estrategias para optimizar el recurso, siempre escaso, que constituye la disponibilidad de órganos para trasplante?.

Estos son algunos de los aspectos que son analizados hasta este miércoles día dos en la reunión de Panticosa, a la que asisten cincuenta coordinadores autonómicos y hospitalarios de trasplantes. En estas jornadas se analizan los resultados del Programa de Calidad del Proceso de Donación y Trasplantes, las técnicas de comunicación con las familias de los potenciales donantes de órganos y las modificaciones que pueden llevarse a cabo durante el proceso de valoración de los donantes y de mantenimiento de los mismos en las unidades de cuidados intensivos, ?para tratar de elevar el número de donantes cardíacos y pulmonares, ya que estos órganos son los que plantean más restricciones para su utilización satisfactoria?.

Entre los participantes están las coordinadoras nacional de trasplantes, Blanca Miranda y la de Canarias María Adela Getino junto a otros facultativos y especialistas de hospitales de Alicante, Miguel Servet de Zaragoza y Puerta de Hierro de Madrid entre otros.

Comentarios