Aragón y Aquitania exigen la apertura del Canfranc en 2006 como se acordó en la cumbre de Perpignan

2003033131 aquitania.jpg

Entonces los gobiernos de José María Aznar en España y Lionel Jospin en Francia llegaron al acuerdo de la reapertura de la línea. Ahora se quiere hacer presión en Madrid y en especial en París para que los acuerdos de 2001 se cumplan con el calendario entonces fijado, es decir, reapertura del Canfranc en el horizonte de 2006.

Es uno de los acuerdos a los que han llegado el Presidente de Aragón Marcelino Iglesias y el de Aquitania, Alain Rousset en la reunión que mantenían en Burdeos. Además los dos Presidentes convienen en que es necesario mejorar de forma urgente las comunicaciones por carretera, incluida la de la RN-134, en el Valle del Aspe, y a largo plazo, se impone la construcción de una comunicación terrestre por ferrocarril de gran capacidad que venga a solucionar, en especial el transporte de mercancías.

Rousset e Iglesias han acordado también iniciar los trámites necesarios para trasladar estos acuerdos al Ministro de Fomento español, Francisco Alvarez-Cascos, al del Equipement Francés, Giles de Robien, y a la Comisaria de Transportes, Loyola de Palacio, en sendas reuniones que se llevarían a cabo en las próximas semanas.

Mañana nueva reunión de la delegación aragonesa en este caso en la región de Midi-Pyrénées, para finalizar a las 10,30 con un encuentro entre los presidentes de Aragón, Marcelino Iglesias, y de Midi-Pyrénées, Martin Malvy.

Es en este territorio donde Aragón puede encontrar voces discordantes, ya que aquí hay quien no tiene clara la prioridad de reabrir el Canfranc y prefiere que antes se solucionen las deficiencias que presenta la carretera del Valle del Aspe.

La agenda de trabajo se esta centrando, como estaba previsto, en la situación general de las comunicaciones a través del Pirineo y en la definición de una estrategia común entre las regiones implicadas en su tramo central para su posterior desarrollo ante los gobiernos centrales español y francés y las instituciones europeas. En pocas palabras se trata de unificar criterios.

Las conversaciones se centran en analizar la situación de las posibilidades de comunicación actuales y en promover acciones para la reapertura de la línea Oloron-Canfranc y avanzar en la inclusión del proyecto de la Travesía Central del Pirineo en el esquema de Redes Transeuropeas de Transporte.

Otro de los objetivos es avanzar en la elaboración de una declaración común que se firmará en el XXI Consejo Plenario de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP) que se celebrará en Zaragoza el próximo 11 de abril y reforzar el apoyo a la propia CTP como instrumento político para aplicar las políticas en el macizo pirenaico.

Comentarios