Cartas al director: Brigadas en Iraq

José Manuel Gallego y Fernando Ruiz (Brigadistas de Iraq)

Queremos agradecer al pueblo de Huesca y, concretamente a Coordinadora Contra las Guerras la oportunidad que nos presta de explicar a la opinión pública la situación de agresión y exterminio que el pueblo iraquí está sufriendo por parte de la Potencia Imperial y sus socios. No son Aliados, son Delincuentes. No es una guerra preventiva, término que por otra parte fue acuñado por los hitlerianos, sino una guerra de agresión y de rapiña, ilegal desde el punto de vista del derecho internacional e inmoral. No se defiende la Democracia, se trata de imponer un nuevo Colonialismo. La guerra no es contra un Régimen, sino contra la Dignidad como pueblo y el derecho a la propia Soberanía.

Como brigadistas hemos tenido la ocasión reciente de permanecer en ese bello conviviendo con su gente, trabajadores pacíficos, enormemente hospitalarios y entrañables, con la sonrisa siempre dispuesta, cuyo único "pecado" es su determinación a seguir siendo dueños de su destino y de sus recursos naturales. Hemos podio comprobar que ese país, arrasado por una guerra demoledora y 12 años de bloqueo, sanciones y bombardeos no puede suponer una amenaza para nadie. Los pretextos para la guerra son falsos, falaces. Como dice el proverbio chino "no es posible cazar a un gato negro en una habitación a oscuras, sobre todo, si no hay gato alguno".

Las Brigadas que sucesivamente han visitado Iraq, han ido dejando algunos de sus miembros en Bagdad para actuar como testigos de la agresión, para poner cara y nombre a las víctimas, para señalar a los criminales uniformados ya los que les dirigen detrás de los despachos. La noche del novena día de bombardeos de los agresores fue la más dura. Esto confirma que la escalada es gradual y aumentará a medida que la resistencia del pueblo iraquí, determinado a hacer frente al invasor y defender su capital, se vaya organizando y extendiendo. Las siguientes semanas traerán tragedias aún mayores a las ya vistas. Los vuelos rasantes a todas horas del día tienen como objetivo quebrar su voluntad y romper el pulso cotidiano de la vida de los iraquíes.

Nosotros, testigos de los momentos que antecedieron al ataque, han vuelto con un mensaje del pueblo iraquí, sus organizaciones sociales y autoridades: NO A LA GUERRA. Por eso, hacemos un llamamiento a la participación ciudadana en los actos que se vienen organizando, para mostrar masivamente su repulsa a la criminal agresión, al exterminio impune de gente inocente, para mostrar su indignación con la postura lacayuna y servil de este gobierno y su partido. La crisis ha puesto de manifiesto su naturaleza franquista y represiva, intentando silenciar el clamor popular y reprimiendo policialmente las manifestaciones pacíficas de cientos de miles de españoles. Intentan criminalizar el movimiento por la paz, algo viejo en los manuales de las fuerzas represivas. Intentan convertir en un problema de orden público lo que no es más que un problema político, el de un gobierno que no escucha a su propio pueblo y que tiene secuestrada la voluntad popular.

Hacemos también un llamamiento para impedir que nuestro suelo sea utilizado como plataforma de los ataques al pueblo de Iraq.

PAREMOS LA GUERRA CONTRA IRAQ NO A LA PARTICIPACION DEL ESTADO ESPAÑOL EN LA AGRESIÓN TODOS LA MARCHA.

Comentarios