Los juegos tradicionales, recuperados por profesores y alumnos del Colegio Santa Ana de Monzón, recopilados en un libro

El libro, que se encuentra en fase de enmaquetado, tiene como objetivo que los alumnos que han ayudado y colaborado en la investigación, se vean reflejados en las páginas del mismo. La intención es que quien lo desee pueda adquirirlo, por ello, aunque la tirada inicial es de 1000 ejemplares, no se descarta la posibilidad de ampliar si existe una buena acogida. El libro, cuyas ilustraciones han sido realizadas por los propios alumnos, tiene, como ha señalado Fernando Claver, profesor del centro, "un doble objetivo: didáctico, para ser utilizado como ficha, puesto que, contiene las características de cada uno de los juegos y lúdico por tratarse de una publicación amena y sencilla"

La VIII Edición de la Semana del Deporte y Juego Tradicional del Colegio Santa Ana que comienza hoy, cuenta con la presencia del atleta montisonense Javier Moracho que compartirá sus experiencias, en los europeos y olimpiadas, con los escolares, pero además, como cada año, se presentan nuevos juegos, en esta edición, se trata de juegos como "A la una anda la mula", "Abuelito quiero pan", o "La aceitera", en los que, como ha explicado Fernando Claver "apenas se emplea material y hay una pequeña canción entorno a la que gira el juego".

Además, en los próximos días, los alumnos van a tener ocasión de conocer las instalaciones municipales deportivos donde llevarán a cabo competiciones de longitud, peso, velocidad, altura y resistencia.

La Semana del Deporte y Juego Tradicional del colegio Santa Ana, nació hace 8 años como un intento de reencontrarse con la infancia, con el objetivo como ha señalado Fernando Claver "de rescatar las ganas de estar en la calle y hacer entender a los niños que pueden divertirse en grupo sin necesidad de los juegos individuales". A lo largo de este tiempo, se han recuperado más de 200 juegos, gracias, en buena parte, a los escolares que han ido aportando la información de los juegos extraída de los padres y abuelos que se han convertido, en improvisadas fuentes de documentación. Desde la organización de esta actividad se muestran satisfechos por los objetivos alcanzados y animan "a todo el mundo, especialmente, a los padres a continuar con esta idea de jugar con sus hijos y transmitirles los juegos para que no se pierdan"

Comentarios