Iniciado el bacheo de la Huesca-Sariñena, mientras se anuncian movilizaciones

2003040202 A-131-1.jpg

El departamento de Obras Públicas del Gobierno de Aragón ha iniciado trabajos de bacheo y reperfilado de la carretera A-131, de Huesca a Sariñena, con el fin de corregir el deterioro que presenta este vial y que ha sido denunciado en los últimos días por los municipios por los que pasa, llegándose a convocar una movilización para el 1 de mayo pidiendo la mejora integral de esta carretera.

El tráfico es intenso en muchos puntos de Los Monegros, especialmente en las carreteras que unen Huesca con Sariñena, tanto la tradicional (que discurre por Sesa y Huerto) como la que va por Grañén. La cifra de vehículos diarios que pasan por estos viales va desde 1.400 hasta 1.900. El Gobierno de Aragón prima la comunicación por Grañén, siendo el tramo Huesca-Grañén una de sus prioridades, según acuerdo comarcal.

Grañén se convierte, por tanto, en nudo de comunicaciones en Los Monegros. Se demanda también desde esta zona una mejor conexión con la autovía Huesca-Zaragoza, algo en lo que ya se está trabajando, con las obras en el tramo Almudévar-Tardienta.

En la Comarca del Bajo Cinca concluían recientemente los trabajos de mejora del tramo Fraga-Velilla de Cinca, dentro de la A-131. Está próxima la actuación en el tramo Sariñena-Sena pero la reivindicación de mejora se centra especialmente en 31 kilómetros entre Huesca-Sariñena, que se consideran tercermundistas. Se ha convocado una movilización para el día 1 de mayo solicitando las obras.

Chunta Aragonesista pide que se cambie la fecha de la movilización para no hacerla coincidir con las demandas laborales. Además, se pide a Ayuntamiento de Huesca y de Fraga, que también se impliquen en la reivindicación ante el Gobierno de Aragón.

Desde municipios como el de Sariñena se considera la A-131 como esencial para las comarcas de la Hoya de Huesca, Monegros y Bajo Cinca, haciendo referencia también a las personas que la utilizan como salida a la autopista A-2.

En el sector primario son constantes las quejas por el estado de las comunicaciones en todas las comarcas del Alto Aragón. La maquinaria es cada vez de mayores dimensiones y se encuentran con muchas dificultades para circular por las carreteras y caminos que conectan núcleos de población y explotaciones agrarias y ganaderas. Al estado del firme se une la falta de señalizaciones informativas.

Una de las últimas actuaciones anunciadas, en este caso por la Diputación Provincial de Huesca, es la reparación del firme de la conexión Grañén-Piracés. El plazo de ejecución de los trabajos es de 4 meses y el presupuesto asciende a casi 250.000 euros. El anuncio de licitación aparece en el Boletín Oficial de la Provincia del 29 de marzo.

Comentarios