Santaliestra pide al Ministerio mayor dotación de Guardia Civil en la zona

El diputado de CHA José Antonio Labordeta mostró recientemente su preocupación ante la dejadez que muestra el Gobierno Central en la prestación de servicios tan básicos como son la seguridad ciudadana en la comarca de la Ribagorza.

Por ello realizó una pregunta al Ministro del Interior para conocer si se van a atender las peticiones de los alcaldes del Isábena Medio y de la Asociación de Empresarios de aumentar el número de efectivos de la Guardia Civil en el Cuartel de Graus ante el malestar creciente por la ola de robos que se viene padeciendo (robos de perrros de caza, robo en coches,...), en resumen, desprotección total ante la falta de agentes suficientes en el cuartel de Graus. En estos momentos en la Comandancia de la capital ribagorzana sólo se cuenta con trece efectivos para un territorio que va desde Campo hasta la Puebla de Castro, Torres del Obispo y el valle de Isábena además del propio Graus, por lo que la desprotección en horario nocturno sobre todo, es total.

Hay que recordar asimismo que el puesto de Castejón de Sos se ha desmantelado pese a las protestas de los vecinos y la buena voluntad del consistorio que incluso se comprometió a adelantar el dinero para la construcción de un nuevo cuartel.

El Gobierno Central en la respuesta al diputado de CHA, José Antonio Labordeta, informa que en el Puesto de Graus hay un catálogo de 13 efectivos y una Patrulla del SEPRONA, que cuenta con tres efectivos. Además se cubre el servicio de puestas abiertas de carácter permanente, con tres turnos. En la reacción operativa ante la comisión de un hecho delictivo, el Puesto de Graus es cabecera de un Núcleo Operativo, que incluye además el Puesto de Benabarre, de forma que en la demarcación de los dos Puestos se trata de garantizar el servicio al menos de una patrulla por turno.

El Departamento del Interior considera que la plantilla del Puesto de Graus es adecuada para el cumplimiento de las funciones encomendadas a la Guardia Civil, máxime si se tiene en cuenta que el índice delincuencial en la zona se mantiene prácticamente estable y que la situación de la plantilla del Cuerpo en la zona puede considerarse normal, si se tiene en cuenta que la disponibilidad de personal en un momento determinado puede verse afectada por diferentes vicisitudes (permisos, bajas, cursos, comisiones, días libres), que están previstas en la normativa en materia de personal del Cuerpo.

Para Javier Mur, alcalde de Santaliestra, el objetivo de déficit cero lo están sufriendo las zonas rurales, y este ejemplo de la Ribagorza es bien claro, además el Ministerio del Interior aplica baremos urbanitas a una comarca tan extensa como la Ribagorza lo que lleva a una situación de desprotección?.

Para Javier Mur lo más grave es que el Ministerio del Interior no reconozca la ?ola? de faltas y delitos que se han producido en los últimos meses en la comarca de Ribagorza y aún tengan la desvergüenza de asegurar que el índice delincuencial se mantiene prácticamente estable.

Comentarios