"La Fiesta del Crespillo", una tradición que se mantiene en Barbastro

La novena edición de esta fiesta gastronómica, organizada por el Grupo Tradiciones, tiene lugar este domingo desde primeras horas de la mañana en la Plaza del Mercado y han confirmado su participación medio centenar de voluntarios y colaboradores, además de un grupo de profesionales de la hostelería, cocineros aficionados y representantes de diferentes asociaciones de la ciudad. El año pasado se repartieron más de doce mil crespillos.

La presidenta del Grupo Tradiciones, Elita Davias, explica que se mantiene en el tiempo esta fiesta, ? un año más llega esta fiesta muy tradicional y creo que alcanzamos la novena edición. El próximo año habrá que celebrar este acontecimiento de una manera muy especial. Es una fiesta muy simpática en nuestra zona puesto que si de algún postre tenemos que hablar es siempre del crespillo. Es un postre casero y sencillo. Con esta fiesta festejamos la Encarnación como manda la tradición ?.

La tradición dice que las oliveras se quedan preñadas si el día de la Encarnación se elaboran crespillos. Esta tradición forma parte de la historia de los pueblos, según manifiesta Davias

Este postre toma como base la borraja aunque en algunos hogares se sustituye por la espinaca pero la borraja es la verdura adecuada para la elaboración, según Davias, ? la borraja parece ser que es la auténtica base y tiene su razón de ser porque es muy rugosa y se adhiere mejor la masa. El resto de los ingredientes son leche, harina, huevo y azúcar ?.

Está previsto instalar más de diez hornillos y repartir un número similar de crespillos al del año pasado, ? en principio en la Plaza del Mercado no tenemos más sitio y tampoco nos hemos marcado un cifra de crespillos. Lo importante es pasar un buena mañana del domingo degustando este postre de Barbastro y el Somontano?.

El Crespillo es un postre típico de Barbastro y el Somontano cuya elaboración difiere de uno a otro cocinero, pero que siempre toma como base las hojas más tiernas de las borrajas. Esta verdura se reboza en una masa elaborada principalmente con huevo, harina, anís y levadura, se fríe y se espolvorea con azúcar o canela. Según la tradición, este dulce se prepara y degusta en torno a la festividad de la Virgen de la Encarnación.

Comentarios