Cartas al director: Exigencia de un modelo de gestión racional de la demanda de agua

UGT ARAGÓN

Ante la celebración del Día Mundial del Agua, este 22 de marzo, UGT Aragón exige un modelo de gestión racional de la demanda, compatible con el desarrollo sostenible, que asegure los recursos para el futuro, mantenga los territorios y la población y mejore sus recursos.

En este año 2003, -Año Internacional del agua dulce? y, concretamente, en el "Día Mundial del Agua" son tiempos para la reivindicación y desde nuestra organilación apoyamos el lema "Agua para el futuro? que las Naciones Unidas han elegido con el criterio de proteger y usar racionalmente los recursos de hoy para poder disfrutarlos mañana.

Es imprescindible un modelo fundamentado en la gestión racional de la demanda, ya que nos asegurará agua para el futuro. Para UGT Aragón este es el único sistema que es compatible con el desarrollo sostenible, con los territorios, con su población, con el incremento y mejora de sus recursos, pues solamente regulando la demanda con las disponibilidades existentes y con criterios de ahorro y eficiencia podremos conseguir dotación del recurso hídrico de forma racional y justa, una disminución de la carga contaminante y, por tanto, una conservación cualitativa y cuantitativa de los ecosistemas.

Se debe iniciar un cambio en el uso del agua en la agricultura, haciendo que tecnologías de goteo u otros sistemas de uso eficiente del agua estén disponibles de uno forma más amplia, esto incidiría en gran medida en que el consumo de este sector -que en la actualidad necesita en torno a un 70 por ciento del recurso disponible- se redujera considerablemente. También hay que poner a disposición de las empresas tecnologías que minimicen vertidos contaminantes, reduzcan consumos o favorezcan la re utilización de las aguas de procesos, consiguiendo que todos los sectores entren a formar parte de los sistemas de gestión racional del agua. Esto ayudará a reducir costes, mejorar la productividad y favorecer la creación de empleo.

Por todo ello, seguimos reivindicando un modelo integral e integrado, que valore los recursos actuales y desarrolle infraestructuras que repartan los recursos racionalmente y, por supuesto, los beneficios entre los territorios implicados. Sólo con el esfuerzo de todas las palies, a través de la participación y el diálogo, se pueden conseguir soluciones para los problemas de agua que tiene nuestro Pais.

Comentarios