El BM Huesca se la juega en Sant Esteve

Una victoria de los de Toni Busto les mantendría vivos en la lucha por la fase de ascenso. Los problemas vienen marcados por las lesiones que tienen a medio equipo entre algodones. Toni Batlle, con un esguince del tendón rotuliano de la rodilla, y Juan Carlos Gordo, con un esguince lateral, también de rodilla, son los más preocupantes. Radu Samoila, volvía esta semana a los entrenamientos, e Israel Damont está con la lesión de muñeca de la que no está totalmente restablecido. Un panorama no muy bueno, pero es la situación que se está viviendo durante toda la temporada. El partido comienza a las 20.30 horas.

El presidente Ignacio Munuera señalaba esta semana a Radio Huesca Digital que "se nos ha complicado la situación, pero no está todo perdido. Debemos ir a Santa Esteve y ganar e ir a Sant Martí a conseguir un resultado favorable y luego veremos como quedan las cosas ya que en las últimas jornadas hay enfrentamientos directos y nosotros tendremos un calendario más asequible".

El equipo no arroja la toalla, aunque las cosas se han complicado tras la derrota en Barcelona y el empate con La Roca. Este fin de semana, hay enfrentamientos directos entre La Roca y el Sant Martí, el Granollers tiene una salida complicada a Lanzarote, que se juega el descenso, y el Barcelona recibe al Bordils. Todas las posibilidades del BM Huesca pasan por ganar los partidos que restan y esperar los fallos de los rivales.

En el BM Huesca esperan que la mala suerte que está teniendo el equipo durante este año pueda cambiar en la recta final y se pueda conseguir disputar la fase de ascenso, que se ha puesto muy cara en este grupo con cinco equipos en tan sólo tres puntos de diferencia.

Comentarios