Polémica en el Ayuntamiento de Huesca por la propuesta de contratación indefinida del Gerente de Fomento

El Presidente del Instituto Municipal de Fomento, Javier Callau, llevará a la reunión del próximo miércoles del Instituto Municipal de Fomento la propuesta de contratación indefinida del actual gerente de Fomento del Consistorio Oscense, Luis Navarro, pasando este, por ello, a ser personal laboral, algo a lo que se oponen todos los miembros del IMF, a excepción del presidente del mencionado organismo.

Radio Huesca ha tenido acceso a los informes que, tanto Javier Callau, como los servicios jurídicos han redactado sobre esta contratación. En concreto, en el firmado por el Jefe de Personal del Consistorio oscense, se desaconseja de forma abierta llevar a cabo la mencionada contratación por no ajustarse a la legalidad vigente. No obstante, los miembros del Instituto han recibido, junto con el orden del día de la reunión de este miércoles, un informe firmado por el presidente de Fomento en el que se aconseja que se contrate de forma indefinida al Gerente del Instituto, una cuestión que ha despertado un profundo malestar entre los miembros de este organismo, incluidos los del PSOE e IU, socios del PAR en el Ayuntamiento de Huesca.

Más beligerantes se han mostrado los sindicatos UGT y CCOO, con representación en el Instituto, quienes se opondrán de plano a tal posibilidad, ya que vulnera, explican, los más elementales principios de igualdad, publicidad y concurrencia.

Tampoco, como decíamos, los socios de gobierno del PAR apoyan la contratación indefinida del gerente de Fomento. De hecho, aprobar esta medida, supondría consignar esta plaza presupuestariamente algo que no estaba previsto en el borrador económico para el presente ejercicio presentado por el tripartito recientemente.

La contratación del Gerente de Fomento supondría un cambio cualitativo, pero también cuantitativo.

En el contrato, al que también ha tenido acceso Radio Huesca, figura que el gerente cobrará 42.000 euros de sueldo fijo, más un 30% en incentivos y 12.000 euros en un plus de exclusividad. En total 66.600 euros de mínimo, más de 11 millones de pesetas anuales, a lo que hay que añadir antigüedad, gastos de representación y dietas. La previsión es que Luis Navarro termine cobrando 6.000 euros, un millón de pesetas al mes, más del triple que el mejor funcionario pagado del Ayuntamiento y el triple que el propio Alcalde.

Comentarios