Huesca secundará el apagón por la paz

Este jueves a las 10 de la noche habrá un apagón de 15 minutos en algunas ciudades de la provincia como Huesca, Jaca, Sabiñánigo y Graus. La Coordinadora ciudadana contra las guerras ha animado también a los altoaragoneses a que apaguen las luces de sus domicilios simulando un bombardeo.

El apagón por la paz es una iniciativa ciudadana que busca sensibilizar a la opinión pública sobre las consecuencias de los bombardeos masivos para la población. Además mediante este acto se pretende mostrar una vez más el rechazo mayoritario de la guerra.

La coordinadora ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a participar en la acción apagando durante ese periodo las luces de sus domicilios y saliendo a la calle provistos de material con el objeto de hacer ruido: cacerolas, pitos, sirenas.

El Ayuntamiento de Huesca ha accedido a la petición de la coordinadora y apagará el alumbrado público de la zona centro durante 15 minutos. En concreto las calles afectadas son: Plaza de Navarra, Porches de Galicia, San José de Calasanz, calle del Parque (hasta la antigua estación de autobuses), Plaza de San Antonio, Calle Boltaña, Benasque, Mor de Fuentes, Calle Zaragoza, Plaza Concepción Arenal, Gil Cavez, Avenida Martínez de Velasco (hasta Juan XXIII), Calle Alcoraz, Cavia, Ronda Estación, Calle Alcalde Carderera y San Urbez.

Además, el Ayuntamiento de Jaca, a petición de la Plataforma Ciudadana contra la guerra, ha decidido secundar el apagón público. Tendrá lugar en las calles Mayor, Obispo, Dean, Seminario, Unión Jaquesa, Avenida Primer Viernes de Mayo y plazas Cortes de Aragón, Catedral, San Pedro y Marqués de la Cadena. Desde la plataforma ciudadana se solicita también a los particulares que realicen en sus comercios dicho apagón. Al margen de Huesca y Jaca otras localidades altoaragonesas como Sabiñánigo y Graus se sumarán al apagón.

Por su parte, Ecologistas en Acción ha pedido también la participación de los ciudadanos en este acto que simboliza la lucha por la paz. Asimismo destaca la labor de los Ayuntamientos en sensibilizar a sus vecinos que la fuerza de la razón debe prevalecer siempre sobre la razón de la fuerza.

Comentarios