Los estudiantes vuelven a expresar el “No a la Guerra” con un encierro en el Pabellón del Parque

Este viernes a las 11 de la noche comenzará un encierro en el Pabellón del Parque que se prolongará hasta las 9 de la mañana. Los protagonistas serán los alumnos y profesores de la Universidad y de los institutos de la capital oscense. A lo largo de la semana, el IES Ramón y Cajal, Pirámide y Sierra de Guara han sido escenario de este tipo de actos que buscan la reflexión -por medio de charlas, videos o la confección de carteles y pancartas- de las consecuencias que supone una acción bélica como la que se está viviendo en Irak.

Este encierro ha sido convocado por la Asociación de Estudiantes de Enseñanzas Medias y Superiores, y por los centros educativos. Se espera una gran respuesta por parte del alumnado, como lo viene haciendo a lo largo de toda la semana en los diferentes actos promovidos en los institutos. Por medio de las 10 horas que dura el encierro, los estudiantes quieren mostrar su rechazo a cualquier guerra y sensibilizarse con las víctimas que aumentan cada día.

Además este viernes, el instituto Ramón y Cajal acoge una charla bajo el título ?Impresiones sobre Irak? a cargo de Fernando, Javier y José, brigadistas que han regresado recientemente del mencionado país. Este sábado, a las 8, dicha charla tendrá lugar en el salón de actos de la Diputación Provincial. Ya para el domingo, a las 10 de la mañana, saldrán varios autobuses desde la Intermodal para participar en la marcha hacia la base estadounidense de Zaragoza.

Por otra parte, este jueves a las 10 de la noche y durante 15 minutos la zona centro de Huesca se sumó al apagón en contra de la guerra. Además del apagado público por parte del Ayuntamiento de Huesca, numerosos oscenses hicieron lo propio en sus domicilios. El aspecto en algunos bloques de viviendas era de absoluta oscuridad. Mientras tanto y a pesar de la lluvia, alrededor 250 personas participaban en una cacerolada en la Plaza de Navarra. Provistos de cazuelas, silbatos y tambores los oscenses se quisieron sumar a este nuevo acto reivindicativo, así como los conductores tocando el claxon de sus coches a su paso por las calles de Huesca.

Comentarios