Intensa actividad en el campo altoaragonés

La estabilidad atmosférica de los últimos días ha provocado que los agricultores de la provincia de Huesca se hayan lanzado a ejecutar las tareas pendientes tanto en secano como en regadío. Trabajos orientados al tratamiento con herbicidas del cereal de otoño-invierno y a la preparación del terreno para las próximas siembras de los cultivos de primavera-verano.

La lluvia de los meses precedentes provocaba la acumulación de tareas en el campo ante la imposibilidad de que los agricultores pudieran entrar con la maquinaria en sus parcelas. Por este motivo, estos días de bonanza atmosférica son aprovechados para tratar la cebada y el trigo con herbicidas, tarea que se realiza algo tarde pero con tiempo suficiente.

En el caso del regadío, los agricultores se afanan en la preparación de sus explotaciones para proceder a la siembra del maíz en los próximos días, producto que ya ha sido recolectado en las parcelas en las que la cosecha aún estaba pendiente de llevar a cabo. También se trabaja en el abonado de los campos de alfalfa. En el caso del arroz, la siembra no se efectuará hasta finales de abril y comienzos de mayo. Ahora es también el momento de ultimar las reparaciones en las infraestructuras de riego. Recordamos que el Canal de Aragón y Cataluña ya ha comenzado su campaña, mientras que Riegos del Alto Aragón hará lo propio el próximo lunes.

La imagen que ofrece el campo en esta época del año, y con las suaves temperaturas registradas en la provincia de Huesca, es de árboles en flor, especialmente los almendros. El resto de frutales todavía no han entrado en ese periodo evolutivo, ya que acaban de ser podados.

Comentarios