Este sábado tiene lugar una nueva manifestación en contra de la Guerra.

Para este sábado se ha convocado una manifestación a las 7 de la tarde que partirá de la Plaza Navarra, recorrerá el Coso y llegará a la Plaza Cervantes. Esta nueva movilización coincidirá con las miles de personas que se concentrarán en otras manifestaciones que se llevarán a cabo en diferentes ciudades españolas y europeas para protestar contra la intervención armada en Irak.

Se espera una gran respuesta de los oscenses. Recordemos que el pasado 15 de febrero, las calles de Huesca acogían la manifestación más numerosa de los últimos años, convocada por la Coordinadora ciudadana contra las Guerras. Unos 5.000 oscenses secundaban la convocatoria en la que se lanzaba un no rotundo a la política de Aznar y sobre todo a su intención de apoyar a los Estados Unidos en su lucha contra Irak.

Políticos, sindicatos, colectivos, asociaciones y ciudadanos de a pie, corearon consignas en contra de la guerra. A su término, se leyó un manifiesto en el que se daban las razones para decir no a la guerra. Entre otras, los intereses de los distintos gobiernos, la velada excusa del petróleo, la pobreza en la que se sume a las zonas en conflicto, los desastres que causan las guerras, los 20 millones de muertos en los últimos casi 60 años en el mundo a causa de las guerras, o el beneficio de los más poderosos.

Por otra parte, ayer viernes tuvo lugar un paro voluntario de 15 minutos convocado por los sindicatos. Alrededor de un centenar de personas se reunían en la Plaza Cervantes en contra de la Guerra. Bajo el lema ?Para Europa, para parar la guerra? alrededor de cien oscenses querían decir su ?no? al posible ataque bélico en Irak. Además de la Plaza Cervantes, las puertas de otros organismos centros de trabajo y empresas eran también testigos de este paro al que se querían sumar numerosos oscenses. Otros de los escenarios de esta nueva movilización tenían lugar en los centros de enseñanza. Los alumnos del Instituto Ramón y Cajal o del IES Pirámide salían de sus clases y mostraban, a través de pancartas y escritos, las desastrosas consecuencias que conllevaría una guerra. Recordemos que una pancarta bajo el lema ?No a la guerra, adiós a las armas? preside el hall central de este centro desde que comenzasen a producirse los primeros augurios de esta posible guerra.

Sin embargo otras organizaciones empresariales como CEOS CEPYME señalaban que el paro laboral es, en realidad, una huelga, a pesar de su duración. Manifiestan que por corto que sea, y por muy limitados que sean sus efectos, cualquier paro puede alterar la vida de las empresas, y que no es aconsejable llevarlo a cabo durante la jornada laboral.

Comentarios