Los arqueólogos debaten en Huesca qué hacer con el Patrimonio

Durantes este jueves y viernes arqueólogos de toda España se dan cita en Huesca para asistir a las jornadas de ?Arqueología en Suelo Urbano? que organiza el Instituto de Estudios Altoaragoneses.

La organización se ha visto desbordada, ya que en principio se preveían 35 plazas que han tenido que ampliarse a más de 100, lo que ha hecho que a última hora se haya tenido que variar el lugar de celebración de las conferencias y debates del Salón de Actos del IEA al de Multicaja.

Durante estas dos jornadas se conocerá las experiencia de gestión de patrimonio de Cartagena con un vasto inventario de restos arqueológico. Así mismo participarán en las ponencias técnicos de Barcelona, Lérida o Málaga, además del Gobierno de Aragón, la institución que tiene competencias en esta materia.

Las jornadas se celebran en Huesca, ciudad que cuenta con una larga historia y, por tanto, con importantes yacimientos, aparte de lo que hasta ahora la piqueta ha destruido.

En estos momentos, dentro de lo que es el casco histórico, existen yacimientos en varios solares como el de Zarandia, de propiedad municipal, o en el solar de casa Aisa, dónde la Consejería de Salud deberá preservar parte de lo hallado si quiere construir allí un centro de día. Otro yacimiento de gran importancia es el del Círculo Católico, cuyas excavaciones ya han concluido y se está a la espera del dictamen de la Dirección General de Patrimonio para que la empresa Suelo y Vivienda de Aragón pueda construir una promoción de vivienda pública.

Pero aparte de lo hallado, está lo que encontramos en superficie, y a este respecto los arqueólogos que asisten a estas jornadas llaman la atención sobre la situación vergonzante en la que se encuentra la muralla de Huesca, la asignatura pendiente de la ciudad desde todos los puntos de vista. Señala Almudena Domínguez, Directora de las Jornadas, que la ciudad debería tomarse en serio esta cuestión, ya que se trata de un resto de primera magnitud y cuyo estado se deteriora por momentos, sin que el Ayuntamiento ni la DGA hagan nada por remediarlo.

Comentarios