El departamento de Pirineos Atlánticos prioriza la carretera 134 sobre el ferrocarril Pau-Canfranc

El presidente del Consejo l General de Pirineos Atlánticos, Jean Jacques Lasserre, ha afirmado preferir que el dinero destinado a la mejora de la vía férrea Pau-Canfranc se destine al acondicionamiento, según marcan las normas, de la carretera RN134, en la desembocadura del túnel carretero de Somport, que se encuentra en un estado lamentable. Para apoyar esta postura, Lasserre ha dicho que no se reúnen las condiciones para que se gaste dinero en la línea Pau-Canfranc los próximos tres años.

Hay que recordar que se destinaron a este fin 360 millones de francos, dentro del plan Estado-Región (2000-2006). Sin embargo, tan sólo se ha invertido hasta este momento un 1,6% de esta cantidad en una pequeña obra de un cruce de la vía más abajo de Bedous, que, el propio Jean-Jacques Lasserre calificó de engañifa. El nuevo presupuesto de la puesta en servicio de la línea Pau-Oloron-Canfranc se ha triplicado. Además, la auditoría encargada por el ministerio de Fomento francés a la elite de los ingenieros hace muy poco caso a esta línea, casi desheredada.

Refiriéndose a la RN 134, el presidente del Conséil Regional han indicado que, técnicamente, los servicios del estado están listos para funcionar de forma rápida. Y recordaba que al ritmo al que estaban financiados los trabajos carreteros, por valor de 250 millones de francos, serían necesarios 20 años para verlos acabados. Por ello, políticamente, hay que intentar hacer todo lo posible por acelerar los desvíos de los pueblos.

Lo que parece claro es que lo que importa en estos momentos es la carretera. El propio Lasserre ha indicado que hay que ser valientes y priorizar. Además, no hay que olvidar que se va a entrar en un periodo de elecciones regionales, que no debería prolongar esta situación que se está viviendo en la región vecina, de ping-pong permanente.

Comentarios