Clausurado el seminario sobre envases y embalajes organizado por la Cámara y el ICEX

Con setenta personas inscritas, se ha clausurado el seminario sobre ?La legislación europea en materia de envases y embalajes en el comercio y su repercusión en la empresa? que organizaron la Cámara de Comercio e Industria de Huesca y el Instituto de Comercio Exterior. Además de las empresas altoaragonesas asistentes, el seminario contó con la participación de un nutrido número de directivos y representantes de empresas de Zaragoza, lo que puso de manifiesto la importancia del contenido del seminario y la calidad de los ponentes.

En concreto, participaron como ponentes Guillermo Ariza Dolla, Asesor de Normalización, Certificación y Reglamentación Técnica del ICEX, Fermín Martínez de Hurtado Gil, de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental de la Secretaría General de Medio Ambiente, Ana Jiménez López de Arenosa, de Ecoembalajes España, S.A., Daniel González, Director Técnico de CICLAFARMA, y Santos Cuadros García, Director del Departamento de Medio Ambiente del Consejo Superior de Cámaras. El seminario fue inaugurado por Santos Fuentes, Director Regional de Comercio y Delegado del ICEX en Aragón, mientras que la clausura corrió a cargo de César Lorente, Director General de la Cámara.

La trascendencia que han cobrado los envases, embalajes y sus residuos desde la promulgación de la directiva europea 94/62/CE que armonizó las distintas legislaciones comunitarias, con lo que la Unión Europea trata de controlar los niveles de calidad medioambiental de determinados productos y servicios, y así disminuir la contaminación que provocan los desechos de los envases y embalajes, era el motivo de celebración de este seminario.

Como consecuencia de esta directiva, España publicó la Ley 11/1997, de 24 de abril, de Envases y Residuos de Envases (BOE 25/04/97) que, además de instaurar una serie de medidas sobre la industria del envase y embalaje, da paso a la creación del Punto Verde Español.

En términos generales, estas legislaciones obligan a los que comercializan los productos a hacerse cargo de la devolución de sus envases y embalajes y a darles un tratamiento de valorización, es decir, reciclado, reutilización o recuperación energética. Esto es posible gracias a los SIG (sistema integrado de gestión de los envases y embalajes), que están constituidos por empresas privadas, sin ánimo de lucro, autorizadas por la Administración con el fin de que recauden una cantidad por los envases y embalajes puestos en el mercado, que les sirve para sufragar los gastos de la recogida selectiva de los residuos sólidos urbanos y su remisión a las plantas recicladoras.

Comentarios