En Europa está la clave

Luis Laiglesia

Cada vez más los grandes asuntos y, sobre todo, las grandes inversiones, se deciden más en Bruselas y menos en Madrid. Ese mensaje lo ha entendido el Ejecutivo Autónomo y es por ello por lo que una delegación aragonesa, cargada de razones de todo tipo, ha ido a decirle a la Comisaria de Medio Ambiente que en España se quiere aplicar políticas trasnochadas como es el proyectado trasvase del Ebro al Levante Mediterráneo. Que además las cuentas del PHN no salen, aunque se maquillen, y que Europa, simplemente, no puede financiar un plan como el que plantea el actual gobierno.

Hay quien quiere ver en la postura que Aragón y su gobierno ha tomado un enfrentamiento territorial, y no le falta razón quién eso afirma, pero el primer enfrentamiento es querer aplicar el rodillo de una mayoría absoluta en un asunto de semejante trascendencia para el futuro, ya no de una comunicad, sino del conjunto de la nación.

Que España necesita un Plan Hidrológico, nadie lo duda, pero que ese plan tiene que ser consensuado entre todas las comunidades autónomas, con especial concurso de las cedentes de caudales, tampoco.

Llegados a este punto a Aragón se nos ha puesto en una difícil situación, y que nadie crea que no sentemos a esperar acontecimientos, mientras otros aguardan el expolio hidráulico diseñado en el PHN. De momento los argumentos aragoneses esgrimidos en el parlamento europeo son contundentes y han sido escuchados al más alto nivel.

La conclusión que se puede sacar de la visita de Aragón al Parlamento Europeo, es por una parte que, más vale un informe serio que cinco manifestaciones, y que en Europa, quién tiene argumentos serios es escuchado. Después el noble arte de la política decidirá en un sentido u otro, pero la lógica suele ser muy tozuda, como los aragoneses.

Comentarios