FEACCU-Huesca reclama la reapertura de la línea ferroviaria Canfranc-Olorón.

La Federación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios de la provincia de Huesca, ha hecho llegar a la opinión pública su reclamación de reapertura de la línea ferroviaria internacional Canfranc-Olorón. Precisamente ahora que se cumple un año desde que la federación realizara una jornada reivindicativa en la localidad oscense.

Igualmente se ha aprobado un manifiesto con motivo de la celebración del día internacional de la mujer. En él se hace hincapié en la necesidad de que la mujer logre el nivel de responsabilidad y desarrollo profesional que por su presencia le corresponde. En el documento también se rechaza cualquier tipo de violencia.

FEACCU-Huesca va a realizar a lo largo del 2003 nuevas incorporaciones en sus filas. Un total de 8 asociaciones han solicitado ya su entrada, para completar un total de 80. En los últimos tres años han entrado 18 asociaciones en FEACCU, que pasa a contar en la actualidad con cerca de 18.000 asociadas.

FEACCU celebraba hoy jueves su Asamblea General Ordinaria, en su octava edición. Al acto ha asistido Ana de Salas, directora del Instituto Aragonés de la Mujer. Para la presidenta de FEACCU-Huesca Isabel Leguina, la asamblea ha tenido un carácter muy positivo, ya que se ha realizado un balance de las actividades desarrolladas por la federación en el 2003, y se ha comprobado la efectividad de la labor que se está desarrollando en el mundo del empleo en la mujer.

Entre los distintos apartados que preocupan a la federación y que se han tratado en la asamblea destacan el tema de la despoblación rural y la inserción laboral, recalcando esta problemática en la lectura del manifiesto con el que se ha cerrado el acto.

No solo se ha hecho balance del trabajo realizado y la situación actual de FEACCU; también se ha puesto la mirada en el futuro y se han tratado las diferentes actividades que se van a desarrollar en este ejercicio para intentar solventar esos problemas que hemos mencionado anteriormente de la despoblación en el entorno rural y la inserción laboral de la mujer. Al respecto se han creado unos talleres de enseñanza para oficios que tradicionalmente siempre han sido atribuidos a la mano de obra masculina como fontanería, electricidad o alicatados.

Comentarios