La recién remodelada Plaza Santa Ana de Sabiñánigo ha sido inaugurada este sábado.

El presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela, ha asistido este sábado día ocho a la apertura al público de la Plaza de Santa Ana y calles adyacentes de Sabiñánigo una vez que han sido rehabilitadas. El acto comenzaba a las once de la mañana con el descubrimiento de una placa con la denominación de la plaza, a continuación se ha procedido a la plantación de un haya en una de las zonas ajardinadas, tras las palabras del alcalde de Sabiñánigo, Carlos Iglesias, y del Presidente de la Diputación Provincial se ha puesto en marcha la fuente que constituye uno de los elementos fundamentales del espacio remodelado.

Al acto asistía un gran número de vecinos de Sabiñánigo que han participado de forma activa en el mismo, a destacar un Serrablés que ha dado lectura a unos versos escritos por el mismo, alusivos a la Plaza Santa Ana, y otra ciudadana que ha invitado a vino rancio a sus convecinos, tras finalizar el acto oficial la velada ha sido amenizada por la actuación de la Banda de El Canal y el Ayuntamiento ha repartido torta, refrescos y vino entre los asistentes.

Por la noche, a las diez y media, la Plaza Santa Ana es el escenario de la representación de una obra de Teatro a cargo del Grupo Pingaliraina titulada ?Prometeus y el Mago de Fuego? dando así por finalizados los actos de inauguración programados por el Ayuntamiento de Sabiñánigo, aunque todavía se realizarán pequeños trabajos de modificación y protección en el estanque y plantación de césped y flores en las zonas verdes.

El presupuesto de los trabajos realizados asciende a 580.164 euros y ha sido financiado por la Diputación de Huesca y el Ayuntamiento serrablés.

El objetivo genérico de la reordenación ha sido fundamentalmente la recuperación de la plaza para uso y disfrute como espacio ciudadano de estancia y su integración con la trama urbana próxima.

La fuente se ha situado junto al testero de las viviendas de la calle Pirineos de manera que la pantalla de hormigón, por donde fluye un caudal constante de agua, cae libremente sobre un estanque desde el que emerge una escultura realizada en piedra, proporciona un fondo adecuado a la zona de estancia de la plaza.

Comentarios