Conocer la flora y fauna, objetivo de la IX Jornada Medioambiental en la Laguna de Sariñena.

La Laguna de Sariñena y el Centro de Interpretación eran el escenario de diferentes actividades dirigidas a niños y adultos con el fin de dar a conocer la riqueza natural de este entorno monegrino. Una ruta por la Laguna en bicicleta, la presentación de una guía didáctica, demostraciones sobre el anillamiento de aves, juegos medioambientales, exposiciones, marionetas y comida popular completaban el programa de actos de esta novena edición.

El buen tiempo motivaba la presencia de numerosos altoaragoneses en esta Jornada lúdica y social. A las 10 de la mañana comenzaban las actividades con la apertura del Centro de Interpretación y la salida en bicicleta por La Laguna. A continuación se llevaba a cabo la presentación de la nueva Guía Didáctica con ilustraciones de la flora y fauna. Además el autobús de Sariñena realizaba diferentes salidas para acercar a los asistentes a la zona donde se instalan los anilladores con sus redes.

Los visitantes podían observar las aves con prismáticos y catalejos, pases de vídeos y proyecciones del audiovisual de la Laguna, así como diferentes exposiciones sobre los Espacios Protegidos de Aragón, y sobre ?La Laguna y el Medioambiente? realizados por escolares de Sariñena. También durante toda la jornada tenía lugar juegos medioambientales para niños, un sorteo de una bicicleta de montaña, reparto de bocadillos y refrescos, y se escenificaba la obra de marionetas ?El Mago del Reciclaje?.

Según los últimos datos del censo de aves, hasta 10.000 habitan este humedal, aunque pueden pasar incluso 100.000 ejemplares a lo largo de todo el año. Las especies que predominan son las ánades reales, sin embargo destacan los 7 ?avetoros?, una especie de garza que se encuentra en peligro de extinción y de la que en la actualidad sólo quedan cien ejemplares en toda España.

El centro de interpretación, un área de recreo o el jardín botánico con especies autóctonas de los Monegros son tan sólo algunos de los servicios que ofrece La Laguna de Sariñena. El observatorio de madera a pie de laguna contiene paneles informativos sobre las diferentes especies, y un mirador para la observación de las aves y el paisaje.

La Laguna de Sariñena sigue siendo por sí solo un destino muy demandado por el turista que llega al Alto Aragón. La laguna ha sido, durante los últimos siglos, el único escenario de agua salada interior que existía entre las zonas norteñas de París y el Coto de Doñana, teniendo por ello un valor naturalista excepcional. Ahora, con la regulación de los niveles del agua, con los nuevos afluentes que ha llegado a la laguna, el agua es dulce, constante, lo que permite que muchas especies se mantengan durante todo el año, y se haya convertido en una zona de anidamiento y procreación.

Comentarios