Cerca de 100.000 personas han visitado la exposición Territorium

Cerca de 100.000 personas han visitado la exposición Territorium. El largo camino hacia las Comarcas en Aragón desde su inauguración el pasado 28 de enero. Rigor histórico, claridad y estímulo visual se concitan en la exposición para ofrecer al visitante un recorrido por Aragón, que arranca hace 20.000 años.

Con esta iniciativa se ha pretendido dar a conocer a todos los ciudadanos aragoneses y visitantes una vasta explicación de cómo se ha ido conformando el territorio aragonés a lo largo de la historia hasta el novedosos proceso de comarcalización

Durante estos 40 días las largas colas para visitar la exposición ha sido la tónica dominante y no ha impedido que el público esperara su turno para recorrer los seis ámbitos de la muestra y acercarse al proceso de comarcalización de Aragón. La afluencia ha sido muy constante y muy similar durante todos los días con una media que ha superado los 1.600 visitantes por jornada y a los que hay que sumar los que han acudido directamente a la Plaza de las Comarcas, situada en la parte trasera de La Lonja.

Los domingos y festivos fueron los días de mayor concurrencia y en alguna ocasión se han superado los 2.000 visitantes, como el 5 de marzo con alrededor de 3.000 visitas.

Del éxito que esta muestra despertó entre los aragoneses desde los primeros días de su apertura la organización decidió ampliar horarios como el día de la Cincomarzada que no cerró sus puertas a medio día y el horario fue ininterrumpido desde las 10 hasta las 21 horas. También, el último día, este domingo, las puertas de La Lonja no cerraron mientras hubo demanda de público interesado en visitar Territorium.

Más de 200 piezas se han reunido en esta exposición para una mejor comprensión del itinerario. En la selección de las piezas se ha conseguido que las 33 comarcas y delimitaciones comarcales de Aragón estuvieran representadas materialmente en la exposición y en los pocos casos en que resultó imposible acceder al material original se recurrió a reproducciones, como las pinturas rupestres paleolíticas. Una explicación complementaria de estos objetos posibilita al visitante la orientación temporal y espacial en todo su recorrido por la muestra.

Comentarios