Cartas al director: En soledad pero con convicción

Trini Rincón Carmona, Coordinadora del área Social de Izquierda Unida

El debate iniciado en los últimos días en torno a la creación de la Sociedad Municipal de la Vivienda parece que nos ha vuelto a dejar en la soledad política en el Ayuntamiento, aunque sean diversos movimientos sociales quienes nos apoyen en este empeño.

Izquierda Unida firmó unos acuerdos de gobierno con el PSOE entre los que estaba la creación de ésta. Este punto tenía y tiene por objetivo incidir directamente en la política de vivienda, especialmente en la de protección oficial y en la rehabilitación de las zonas más degradadas de la ciudad y en segundo lugar cortar por lo sano con el oligopolio de las grandes promotoras urbanísticas, que hasta ahora han sido quienes marcan las pautas de la construcción en la ciudad y por tanto de sus precios. Es por tanto evidente que la derecha nunca nos va a apoyar en esta lucha y pese a que apoye la creación de la Sociedad, el interés futuro por desarrollarla con fines sociales parecen alejados de la realidad. Sabemos que para ellos, los intereses privados siempre han primado sobre los públicos y por eso poco podemos esperar de su apoyo en este tema.

Pero aquí viene la parte contratante de la segunda parte. De un lado CHA, otra vez sin saber muy bien porqué, se pone al otro lado y en lugar de apoyar la iniciativa en defensa de lo público, nos reprocha que se haga a final de mandato. Una se pregunta de qué hubiera servido tener una empresa pública que no tiene qué gestionar, pues no había suelo público antes de nuestra entrada en gobierno ni para plantar una maceta. Quizás CHA hubiera preferido tener un gasto inútil durante cuatro años, ya que los sueldos que se habrían pagado no se hubieran recuperado, puesto que no había suelo y no se hubiese podido construir ni un solo piso. El suelo pasará a manos del Ayuntamiento cuando se haya aprobado definitivamente el PGOU, ese es el momento de la puesta en marcha de la Sociedad Municipal de la Vivienda.

Del mismo modo, creo que en este mandato todo ha seguido un camino, primero los Convenios para tener suelo, luego el Plan General de Ordenación Urbana y luego la Sociedad Municipal; llevar a cabo todo a la vez parece difícil, ya se sabe ?el que mucho abarca, poco aprieta?.

De otro lado, el PSOE sale diciendo primero que lo público no puede hacer la competencia a lo privado y se quedan tan frescos. Esta afirmación cae por su propio peso por dos razones: la primera que en la actualidad no hay competencia, lo que hay es un oligopolio que controla el precio de mercado, y en segundo lugar, porque lo público debe intervenir en la garantía de los derechos fundamentales siendo la vivienda uno de ellos, y comprar pisos a más de 350.000 pesetas el metro cuadrado en zonas céntricas de Huesca, no parecen garantía de que este derecho se esté cumpliendo. Posteriormente, el PSOE saca otro argumento y es que haremos la competencia a otra empresa pública del Gobierno de Aragón creada a tal efecto, como si el Ayuntamiento de Huesca no tuviera pleno derecho a actuar directamente y marcar sus propios pasos sobre la política de su ciudad sin estar tutelado por otra institución, que gobernará cada cuatro años con criterios que podrán ser distintos a los que se marquen desde el Ayuntamiento. ¿No ha apoyado el PSOE a las televisiones autonómicas y hacen competencia a la estatal?, pues que me expliquen la diferencia. La razón de fondo del PSOE a la oposición de que la Sociedad Municipal de la Vivienda gestione todo el suelo es clara, tener la opción de obtener dinero de la venta de terrenos para obras, muchas de las cuales no son precisamente derechos fundamentales, lo mismo que opina el Partido Popular. Las razones de CHA, no acierto a saberlas y quizás no las tengan más allá de la crítica a IU haga lo que haga. Contra esto, sólo nos queda apostar firmemente por nuestros compromisos y convicciones, a la espera de que el tiempo nos dé la razón. Estamos seguros de nuestra posición y la defenderemos con firmeza.

Comentarios