El Centro de Arte Contemporáneo no estará terminado antes del verano

Algo que no preocupa a los gestores municipales, si ello supone dejar un edificio bien acabado. La dirección facultativa fija la finalización de las obras, en el mejor de los casos, entorno al mes de junio-julio, siempre que no surjan imprevistos, muy habituales, por otra parte, en este tipo de construcciones.

Que se termine cuando sea, pero que se termine bien, ha dicho el Alcalde, Fernando Elboj, en la visita que hoy ha girado al Centro de Arte Contemoporáneo. Un edificio singular, cuyos acabados se adivinan también singulares. El trabajo se está cuidado hasta el último detalle: el color del hormigón, la textura... Y falta todavía el techo, nos dice el arquitecto encargado de la obra, la pieza más imponente, compuesta por una serie de prismas que tamizarán la luz dotando a la gran sala museística de una enorme iluminaria, pero multidireccional, consiguiendo con ello lo que Rafael Moneo, el diseñador del Museo, ha denominado, el efecto nebulosa.

Añade el arquitecto que nos guía por el interior del edificio, que la sala central es una continuidad natural del desarrollo de la obra de Moneo. Hasta ahora todo han sido cubos y parlelepípedos en la obra del arquitecto Navarro. En el Cursal de San Sebastián introdujo la curva, siguió en la catedral de los Angeles, las Bodegas Chivite y ahora el Centro de Arte de Huesca. Al Museo hay quien lo denomina ya el anticubo de Moneo.

A la visita del centro acudía también el pintor, José Beulas, quien donará su colección particular para que sirva de germen de lo que será el Centro de Arte. Dice Beulas que los técnicos que colocarán las obras ya están diseñando su ubicación.

Comentarios