Cartas al director: Sobre la presentación del Centro Multiusos de Huesca

Ecologistas en Acción Huesca

Tras nuestra asistencia a la presentación del proyecto del Centro Multiusos, extraordinariamente realizada por el arquitecto municipal Pedro Lafuente, nos lamentamos de algunas carencias de que, a nuestros ojos, adolece dicho proyecto.

Para justificar el inmenso espacio que el Centro dedicaría a aparcamientos, el arquitecto vino a decir que teníamos que asumir, ya en el siglo XXI, la convivencia con el coche, y que ninguna obra pública podía obviarla. Como si la invasión creciente del automóvil fuera irreversible, como si no hubiera marcha atrás en la desintegración de la ciudad y su transformación en vía de tránsito.

Este talante nos parece un tanto anticuado, pues propone un desarrollo poco progresista que basa todavía el transporte en el vehículo privado. Y que choca de frente con las últimas tendencias urbanistas que ya se están implantando en otras urbes europeas.

Este talante, así, muestra una absoluta falta de consideración hacia otros medios de transporte alternativos. Ni una sola mención a carriles-bici o a aparcamientos para las dos ruedas en las inmediaciones del Centro. Cosa que no podemos por menos que lamentar, ya que choca de lleno con las intenciones anunciadas por el Ayuntamiento de construcción de vías ciclistas. Y también choca con ese rumor creciente según el cual el Concejo estaría sentando las bases de una Agenda Local 21: ¿dónde está el respeto al medio ambiente como axioma de todas las actuaciones, que planteaba Río ?92?

También dentro de los principios que alumbran la Agenda 21 está la participación ciudadana. ¿Han sido informados los vecinos del Polígono 29 sobre el enorme flujo de automóviles que el proyecto pretende canalizar hacia su barrio? No olvidemos que la vocación del Centro es la de acojer eventos de carácter comarcal, supra-comarcal o incluso nacional, a los que podrían acudir miles de personas

Siendo la respuesta ?no? a tenor de lo presenciado en el acto de presentación del Centro en el Matadero, cabe pensar que de participación ciudadana nada. ¿Y ese principio democratizador, ya implantado aen algunas ciudades europeas, de ?arquitectura participativa?? Tampoco nada.

Hemos echado de menos, pues, ese talante urbanista que se confronta no sólo con la ciudad ?física?, sino con el ámbito social de la misma. Talante que los arquitectos consagrados poseen y han observado en sus obras ?con las que el proyecto del Sr.Lafuente guarda algún parentesco (Moneo: Auditori de la Música de Barcelona; Jean Nouvel: Cité de la Justice de Nantes) en ese gusto por los grandes volúmenes prismáticos.

En definitiva: se trata de un bello proyecto al que le faltan algunos añadidos de carácter medioambiental y social, y que las amplias zonas verdes y de jardines prometidas no consiguen paliar.

Huesca podría ser líder en habitabilidad, movilidad y desarrollo sostenible. Pero nuestros ediles se empeñan en entregar la ciudad a los coches dejando fuera a niños, ancianos y ciclistas.

Comentarios