El PAR que reclama campañas de concienciación que promuevan un mejor uso de los plásticos

La Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de Las Cortes de Aragón debatirá este miércoles una proposición no de ley del Partido Aragonés que insta al Gobierno de Aragón a que estudie la posibilidad de incluir en próximas campañas sobre consumo responsable, actividades de concienciación en la ciudadanía con objeto de que los aragoneses lleguemos a asumir prácticas cotidianas saludables en lo que se refiere a evitar el uso de plásticos no biodegradables y a su reciclaje.

En la exposición de motivos el PAR señala que, en ocasiones las diversas actividades cotidianas realizadas en el hogar, en el puesto de trabajo, etc., son subestimadas desde el punto de vista del consumo y de sus implicaciones medioambientales. En este sentido, la educación y los buenos hábitos resultan de suma importancia para contrarrestar posibles efectos nocivos de determinados elementos. Tal vez por la sensación de individualidad que ofrece cada hogar, cada familia, cada individuo, etc., no se valora suficientemente el papel que estas prácticas saludables suponen para la mejora de la calidad de vida del ciudadano. Según datos de la última década del siglo XX, en tan solo diez años el consumo per cápita de plásticos pasó de 30,8 kilos (en 1980) a más de 59 kilos (en 1992). De estas cantidades, más de las tres cuartas partes acaba en los vertederos (el resto está totalmente incontrolado). Hoy solo se recicla aproximadamente un 6% del plástico usado, a pesar de que últimamente aparecen nuevas fórmulas menos contaminantes para la fabricación de este material.

Desde el punto de vista del consumo, según el PAR, el fomento de determinadas prácticas que pueden parecer simples a primera vista ofrecen beneficios y colaboración en la lucha contra la contaminación. Por ejemplo, acciones tan simples como recuperar el uso de las bolsas de tela o del carro de la compra, priorizar las hueveras de cartón sobre las de plástico, optar por embalajes de vidrio (reciclable) en lugar de plásticos, etc. Así mismo, algunos estudios demuestran que una décima parte de cada compra de comida se destina a pagar el envase. Si a este coste añadimos el impacto ambiental de algunos materiales, como en este caso es el plástico, se hace necesaria la estimulación de determinadas prácticas de consumo que conciencien a la población sobre este problema. Por todos estos motivos el Partido Aragonés ha presentado esta iniciativa parlamentaria.

Comentarios