Las jóvenes aragonesas de 14 a 17 años deberían incrementar en un 30% su aporte diario de calcio

?La ingestión de lácteos entre los jóvenes aragoneses de 14 a 17 años, está muy por debajo del nivel recomendado. Especialmente las chicas deberían introducir en su dieta diaria un 30% más de productos lácteos?. Esta es una de las primeras conclusiones del Estudio sobre Prevención de la Osteoporosis desde la Infancia que está realizando la Fundación ?Andrea Prader? y en el que colabora la Obra Social y Cultural de Ibercaja.

Desde hace tres años, la Obra Social y Cultural de Ibercaja apoya económicamente el desarrollo de este trabajo de investigación. Como resultado del convenio firmado recientemente, la entidad concede una nueva beca de 18.000 euros.El Estudio está a cargo de un equipo investigadores coordinados por doctor Ángel Ferrández Longás, Jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Infantil Universitario ?Miguel Servet?. Han colaborado colegios y centros de atención primaria de Zaragoza.

A través de este Estudio se pretende concienciar a la sociedad acerca del riesgo que conllevan determinadas carencias nutricionales y la ausencia de actividades físicas extraescolares durante la infancia, especialmente en las niñas, cuando alcanzan la edad adulta. La Fundación ?Andrea Prader?, entidad autora del trabajo ?Prevención de la Osteoporosis desde la infancia?, en el que colabora Ibercaja, funciona bajo el auspicio y el patronazgo del Gobierno de Aragón, a través de la Consejería de Sanidad y del Servicio Aragonés de Salud.

La primera fase del Estudio consta de dos partes. En primer lugar se ha realizado una encuesta nutricional y de hábitos de vida alimenticios de la población en un total de 911 personas de Zaragoza, con edades comprendidas entre los primeros meses de vida (lactantes) y los 18 años.

La segunda parte ha consistido en la medición de la densidad ósea en 231 niñas y 252 niños de entre 4 y 20 años. La Fundación ?Andrea Prader? tiene previsto continuar con la investigación sobre la osificación esquelética y ampliar su campo de estudio a los niños recién nacidos y de hasta 3 años, además de aumentar el números de casos estudiados en la pubertad y la adolescencia.

Según el doctor Ángel Ferrández, ?aunque la investigación se ha realizado entre niños y jóvenes zaragozanos, los resultados son perfectamente extrapolables a todo Aragón, e incluso a toda España? .

PRACTICAR DEPORTE Y TOMAR MÁS LÁCTEOS

Tras estudiar por ultrasonidos la masa ósea de las falanges proximales de los dedos de la mano no dominante en 483 niños, se llega a la conclusión de la conveniencia de controlar la evolución de la masa ósea en niños y jóvenes cuyos hermanos y primos hayan tenido fracturas óseas en una o más ocasiones.

De la investigación realizada por la fundación ?Andrea Prader?, se concluye que los hábitos deportivos de los padres influyen positivamente en la actividad física extraescolar de sus hijos. ?Por lo tanto se recomienda que los padres realicen actividad física regularmente para que los niños, especialmente las chicas, adquieran y mantengan buenos hábitos deportivos?.

Otra de las conclusiones es que el aporte diario de calcio, en forma de lácteos, es suficiente en la infancia pero de los 14 a los 17 años disminuye notablemente hasta situarse muy por debajo de los niveles recomendados. Las mujeres toman menos lácteos y hacen menos deporte que los varones y son precisamente ellas las que más lo necesitan. ?Las jóvenes debería incrementar en un 30% el consumo diario de productos lácteos?

Señala el Informe que las condiciones de algunas guarderías infantiles ?pueden no ser convenientes para el desarrollo de la masa ósea en esas edades? Se recomienda a los padres que seleccionen centros dotados de espacios al aire libre.

FUNDACIÓN ?ANDREA PRADER?

La Fundación ?Andrea Prader? para la Investigación Pediátrica nació en 1980 con el objetivo de hallar los valores normales de más de veinte parámetros en ambos sexos, en evolución desde el nacimiento hasta la edad adulta. La Fundación nació bajo el auspicio y el patronazgo del Gobierno de Aragón, a través de la Consejería de Sanidad y del Servicio Aragonés de Salud.

Desde 1980 hasta el año 2002, se han estudiado más de 100 niños y 100 niñas, desde que nacieron hasta que se han hecho adultos. Los investigadores han seguido la evolución de la talla, el peso, el perímetro cefálico, el espesor del panículo graso, distintos perímetros y diámetros, el volumen testicular, la aparición y secuencia de todos los datos de pubertad, la maduración ósea, la densidad mineral ósea y el desarrollo psicomotor e intelectual.

Además de este extenso estudio la Fundación ?Andrea Prader? dirige siete proyectos de investigación. Uno de ellos es el de Prevención de la Osteoporosis desde la infancia, en el que cuenta con la colaboración de la Obra Social y Cultural de Ibercaja.

PREVENIR DESDE LA INFANCIA

Los expertos han definido la osteoporosis como ?una enfermedad caracterizada por escasa masa ósea y deterioro de la microarquitectura del hueso, que ocasiona mayor fragilidad del mismo y un mayor peligro de fracturas? Se calcula que afecta a 6-7 millones de españoles.

Según los investigadores la prevención de la osteoporosis debe orientarse no solo a impedir que ocurra pérdida de masa ósea ?hecho difícil de conseguir-, sino sobre todo a alcanzar el máximo nivel de la misma al final de los 20-25 primeros años de la vida.

De ahí la importancia de conseguir que el niño y el adolescente lleguen al final de su crecimiento con una óptima mineralización ósea como medio de prevenir, atenuar o retardar los fenómenos osteoporóticos de la vida adulta.

El crecimiento más rápido de la masa ósea se produce en los tres primeros años de vida y desde el inicio de la pubertad hasta el final de la adolescencia. La mitad del capital óseo se adquiere durante este periodo.

A continuación viene la fase de consolidación que dura aproximadamente hasta los 25 ó 30 años, periodo de la vida en el que se alcanza el pico máximo de masa ósea. Es por tanto, durante la primera infancia y la pubertad-adolescencia cuando la prevención por medio de una alimentación adecuada y un ejercicio físico apropiado a la edad, adquiere mayor relieve.

Comentarios