Recogidas de alegaciones en el Alto Gállego ante la instalación de una granja de cerdos

Al someterse en estos días a información pública el Estudio de Impacto Ambiental (E.I.A.) de la granja porcina que promueve Gratal Genética en Ordovés, término municipal serrablés, el grupo Ecologistas en Acción-ADEPA de Sabiñánigo junto a otras asociaciones y ciudadanos están llevando a cabo una campaña de recogida de firmas en impresos de alegaciones ya elaborados, para conservar el valle de la Guarguera y su río limpio.

El pasado mes de junio y ante la posibilidad de instalación en las inmediaciones del río Guarga de la citada macro-granja de cerdos, para ?cuatro mil cerdos de engorde y selección y seiscientas cerdas reproductoras?, según datos de esta asociación ecologistas, diferentes colectivos de ciudadanos, culturales y conservacionistas, entre los que se encontraban, Amigos de Serrablo, la Asociación de Vecinos Virgen de Pilar de Puente Sardas, la Asociación de Mujeres y Consumidores ?Alto Gállego? y Ecologistas en Acción, junto a trescientos ciudadanos a título particular, dirigieron los correspondientes escritos de reclamaciones a la Confederación Hidrográfica del Ebro, para pedir que se denegara la concesión del caudal solicitado por la empresa.

A esto se unieron cartas al Alcalde, a los Concejales de Cultura, Medio Ambiente y Sanidad de Ayuntamiento sabiñaniguense ; así como a la Presidenta de la Comarca y al Consejero Comarcal de Medio Ambiente.

En un comunicado Ecologistas en Acción recuerda que ? este tipo de instalaciones, han generado numerosos problemas en otras partes y es nulo el beneficio socioeconómico para la zona?. A la vez que lamentan que ?aun estén esperando la respuesta de los organismos y los cargos públicos a esta situación?. Por lo que piden que ?sería de esperar que la corporación local así como la comarcal, actúen consecuentemente con lo expuesto e impidan abrir la puerta a un tipo de explotaciones que en ciertas zonas han causado impactos y deterioros de difícil solución?.

El periodo de alegaciones es hasta el próximo día tres de marzo y por este motivo han manifestado que ?van a intensificar una campaña de recogida de firmas ya que no es casualidad que exista un creciente rechazo generalizado a las macroexplotaciones porcinas, tal como reflejan los casos de la localidad zaragozana de Trasmoz y la oscense de Castejón de Monegros?.

Denuncian de nuevo en su escrito, como ya hicieron en junio de 2002, de ? los graves riesgos de contaminación, grandes molestias y fuertes impactos, pero los rendimientos económicos y los puestos de trabajo se crean donde la empresa tiene su sede central. Fabricando y enviando, desde su cabecera los piensos para la cría y engorde de los animales y transformando en productos cárnicos los cerdos que se criaron en nuestra comarca.? Incluso apuntan que ? los transportes los efectúan con camiones propios. Por lo que esta actividad da lugar a una industria de transformación que genera plusvalías, empleo y beneficio social a la central. Pero a nuestra zona, sólo nos queda la contaminación, los purines, los olores, y las alteraciones en un área tradicional de ocio, expansión y baño, tan apreciada como la Guarguera?.

Comentarios