El Gobierno de Aragón reduce un 9% el número de pacientes en espera de intervención quirúrgica

El 31 de diciembre de 2002 no había ningún paciente en espera quirúrgica por encima de los seis meses. Desde que el Gobierno de Aragón asumió la gestión plena de las competencias sanitarias el pasado 1 de abril, la tasa de pacientes en lista de espera quirúrgica se ha reducido el 9% y la demora media ha bajado un 7%, lo que demostraría, en opinión del director general de Planificación y Aseguramiento del Departamento de Salud, Consumo y Servicios Sociales, Luis Gómez López, que nuestra comunidad está en el camino para alcanzar "unos tiempos de espera social y científicamente razonables".

Luis Gómez ha destacado el esfuerzo llevado a cabo en esos meses, en los que se incrementó el rendimiento del sistema y los recursos disponibles. Así, las sesiones quirúrgicas aumentaron un 1.7% con respecto a 2002; se abrieron nuevos quirófanos en el Hospital Royo Villanova y una UCI de Cirugía Cardiaca en el Hospital Miguel Servet; se hicieron 4.225 intervenciones por las tardes; se incrementaron los conciertos para resolver los problemas de más de 5.000 pacientes con tiempo excesivo en lista de espera, y se efectuaron más de 22.000 intervenciones de cirugía ambulatoria, lo que supone un incremento del 4% en este tipo de procesos.

El director general de Planificación y Aseguramiento ha explicado que en estos momentos los principales procesos en espera son las intervenciones de cataratas, gonartrosis, hernias inguinales o varices "que no revisten una especial gravedad aunque indudablemente conllevan su carga de dolor y de discapacidad", y ha reconocido también que el incremento progresivo en las indicaciones quirúrgicas se debe en buena medida al envejecimiento de la población.

Luis Gómez se ha referido a la demora en consultas de especialidades, para puntualizar que la información disponible no permite una comparativa con el año anterior, "debido fundamentalmente al retraso en la informatización plena de los hospitales por Insalud". En conjunto, la demora media es de 32 días y solamente el 8?4 % de los pacientes espera más de 60 días, dándose los principales retrasos en las especialidades de Reumatología, Oftalmología y Traumatología. "Se trata -ha dicho el director general- de un problema histórico y lógicamente heredado con la transferencia, sobre el que actuaremos de forma prioritaria". En cuanto a las demoras que se registran en algunas pruebas diagnósticas, los retrasos se centran en las ecografías, las mamografías y las resonancias magnéticas (RNM), en las que sólo en el 3?8 % de los pacientes superan los 60 días de espera.

El director general de Planificación y Aseguramiento ha reiterado el firme compromiso del Departamento de Salud con estos problemas y la absoluta transparencia en la información, "rompiendo la tradicional manipulación de los datos y su utilización partidista, para que la discusión política sólo se centre en las diferentes estrategias para resolver el problema y no en las cifras".

Luis Gómez ha recordado asimismo la próxima implantación de varios sistemas de garantía en la atención y mejora de los métodos de información de los usuarios, como el Decreto de Garantías para aquellos pacientes cuya espera supere los límites considerados aceptables (actualmente en periodo de información por parte de Comisión Jurídica Asesora), o la implantación a corto plazo del Registro Centralizado de Listas de Espera, cuyo proyecto técnico se halla en elaboración, y que tiene entre sus objetivos, además de disponer de forma continua y actualizada de la información necesaria para el seguimiento de la evolución de las listas de espera, facilitar la publicación y consulta periódica por Internet de los indicadores básicos de estado y evolución de las listas de espera, y permitir la implantación de sistemas de alerta para detectar las situaciones en las que las demoras superan los límites aceptables.

El director general de Planificación y Aseguramiento ha anunciado para 2003 la inclusión en el Contrato de Aseguramiento del SALUD, así como en los contratos de gestión de los centros, de medidas concretas para resolver la demora de las citaciones en consultas externas y pruebas diagnósticas. Se plantea que a finales de 2003 el sistema de "telecita primaria/especializada" ya esté disponible para el 65 % de la población.

Comentarios