Crecen los caudales de los ríos del Alto Aragón

La lluvia de los últimos días, junto con el inicio del deshielo en el Pirineo, está provocando aumentos importantes en los ríos del Alto Aragón. Todos en general han aumentado el volumen de agua que transportan, si bien la principal inquietud se centra en el Cinca Medio y en el Bajo Cinca, especialmente en esta segunda comarca; los caudales de los ríos Alcanadre y Cinca han aumentado de forma importante en las últimas horas.

La Confederación Hidrográfica del Ebro adoptaba días atrás medidas preventivas ante las avenidas de agua que se iban a producir merced al deshielo, situación que se ha visto agravada por las precipitaciones de esta semana. El comisario de Aguas de la CHE, Fermín Molina, no cree que vaya a haber problemas de relevancia.

Barrancos en el Pirineo, ríos de menor entidad y los grandes ríos de la provincia transportan un volumen de agua muy superior a lo habitual. Desde el Isuela en la capital oscense hasta el Vero en Barbastro; y, en especial, el Alcanadre y el Cinca, que son los ríos que más problemas provocan en el Alto Aragón. El Alcanadre carece de regulación por lo que a Ballobar llega muy crecido. Incrementa el caudal del Cinca con el consiguiente problema en Fraga. En esta población el nivel del agua ha crecido casi en 1 metro en lo que llevamos de semana. Los municipios de esta comarca están muy pendientes de la evolución de los acontecimientos.

El Grado y Mediano regulan el Cinca, si bien están prácticamente llenos. Ocurre lo mismo con el Isábena y el Ésera, con un embalse, el de Barasona, que también está lleno. Esos caudales también desembocan en el Cinca.

La situación de los ríos está condicionando también la preparación de eventos de importancia como el Mundial de Pesca; en su organización han entrado a colaborar la CHE y ENDESA.

El embalse de Vadiello, del que se abastece la ciudad de Huesca, se encuentra lleno, soltando sobrantes. Es la situación que se repite en prácticamente todos los embalses de la provincia. Algo que provoca, por otro lado, el optimismo del sector primario, ya que estamos a unos días del inicio de la campaña de riego; inicio oficial, si bien las demandas serán mucho menores que hace un año por estas últimas precipitaciones.

Comentarios