El Plan del Agua prevé 180 actuaciones en más de 120 municipios oscenses

2003021414medioamb.jpg

El agua es un recurso fundamental para Aragón, y de su correcto aprovechamiento depende el desarrollo económico del territorio y la calidad de vida de sus habitantes. Por ello, el Departamento de Medio Ambiente ha puesto en marcha el Plan del Agua, que invertirá hasta el año 2005 más de 29 millones de euros en la ejecución de distintas actuaciones relacionadas con el abastecimiento y la calidad del agua en la provincia de Huesca. En conjunto, se ejecutarán más de quinientos proyectos que beneficiarán a cuatrocientos municipios de todo Aragón. Esta iniciativa estará acompañada de campañas que promuevan el consumo eficiente del agua y de medidas de educación y sensibilización medioambiental.

La planificación y la gestión de obras vinculadas con el ciclo del agua en la Comunidad Autónoma dio un paso muy importante el pasado 17 de diciembre, cuando el Consejo de Gobierno de la Diputación General de Aragón aprobó el Plan del Agua, que se ha puesto en marcha a través del Departamento de Medio Ambiente.

Esta ambiciosa iniciativa, que se prolongará hasta el año 2005, contempla la ejecución de 180 obras relacionadas con la mejora del abastecimiento de agua de boca, depuración, saneamiento, mejora de la calidad del agua y defensa de márgenes y riberas en la provincia de Huesca, de las que se van a beneficiar 123 localidades. En conjunto, el Plan va a suponer una inversión de más de 29 millones de euros en toda la provincia ?4.825 millones de pesetas-. Si contemplamos todo el territorio aragonés, el Plan del Agua invertirá 62 millones de euros ?más de 10.300 millones de pesetas-.

Anticipar el diez por ciento del presupuesto de las obras

Las más de 500 actuaciones que van a acometerse en toda la Comunidad Autónoma corresponden a las solicitudes que han cursado los distintos ayuntamientos a través de un decreto único de subvenciones, y tienen un presupuesto que oscila entre 95.000 y 120.000 euros cada una.

El Departamento de Medio Ambiente ha iniciado ya el pago de estas subvenciones, adelantando un 10 por ciento del total de su importe a las corporaciones locales. De esta forma, el Plan del Agua pretende facilitar a los municipios la puesta en marcha de las obras vinculadas al ciclo del agua, ?necesarias para mejorar las condiciones ambientales y la calidad de vida de los propios habitantes?, ha señalado el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné.

Participación de las comarcas y las diputaciones provinciales

Otro de los aspectos novedosos del Plan del Agua es que los convenios de colaboración que se han desarrollado a través del Instituto Aragonés del Agua (IAA) para ejecutar los distintos proyectos se están firmando también con las comarcas. Este hecho supone un impulso definitivo de la participación de estas entidades territoriales en la puesta en marcha de iniciativas orientadas a hacia una gestión sostenible del agua.

Además, el Consejo de Gobierno de la DGA aprobó el pasado mes de enero la firma de un convenio de colaboración entre el Departamento de Medio Ambiente y la Diputación Provincial de Huesca, mediante el que se articula una línea de anticipos extraordinarios de las subvenciones de la DGA. Estos adelantos, que contemplan también a la Diputación de Teruel, tienen por objeto que los municipios puedan avanzar la ejecución de las obras del Plan del Agua a los años 2003 y 2004.

El esfuerzo que está llevando a cabo el Gobierno aragonés, directamente relacionado con la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, se une a su preocupación por una buena gestión de los recursos naturales. Por este motivo, el Departamento de Medio Ambiente ha decidido suscribir distintos convenios de colaboración con los ayuntamientos y con las comarcas que participan en el Plan, mediante los que estas entidades se comprometen a realizar una eficiente gestión del agua y a promover campañas de educación y concienciación ambiental entre la población, especialmente los escolares.

El Instituto Aragonés del Agua

El Plan del Agua pretende, asimismo, reforzar e impulsar la gestión del Instituto Aragonés del Agua, entidad de derecho público que depende del Gobierno de Aragón y que nació con el objeto de gestionar las competencias que en materia de agua tiene la Comunidad Autónoma.

Con algo más de un año de vida, el Instituto se está consolidando como una herramienta que situará a la Comunidad Autónoma a la vanguardia del país en la gestión integral del agua. Para ello, sus funciones contemplan, entre otras, todos los aspectos relacionados con el abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas, la propuesta de innovación normativa sobre vertidos, la recaudación del canon de saneamiento y la defensa de los intereses de Aragón en relación con las políticas hidráulicas que afectan a la Comunidad Autónoma.

Comentarios