Cartas al director: Bielsa-Aragnouet: un túnel cerrado en la era de las comunicaciones

Manifiesto de la concentración del 13 de Febrero.

POR LA LIBRE CIRCULACIÓN TRANFRONTERIZA

El 25 de Febrero del 2002 muchos de los aquí presentes estuvimos reunidos en la boca del túnel español reclamando la libre circulación de mercancías y personas establecida como principio básico por la Unión Europea. Esta movilización, y la intermediación ejercida por el Gobierno de Aragón, culminaron con éxito evitando un grave perjuicio social y económico para la Comarca de Sobrarbe.

Hoy, un año después, nos vemos obligados a manifestarnos nuevamente para reclamar del gobierno francés una clara voluntad política para solucionar de forma definitiva los problemas de equipamiento en materia de seguridad y limpieza viaria que presenta la vertiente francesa en su acceso al túnel, y que vienen a suponer el cierre del túnel, no ya mediante medidas legales como se intentó en la anterior ocasión, sino con una estrategia de hechos consumados .

Ante semejante situación, la única explicación que se adivina es la existencia de motivaciones económicas que favorecen el cierre del túnel, coincidiendo con periodos de máxima ocupación en la vertiente francesa, imposibilitando con ello que parte de los recursos turísticos que saturan esa zona en la época invernal, repercutan en el desarrollo socioeconómico de la Comarca aragonesa de Sobrarbe, a la vez que dificultan e incluso impiden la libre circulación de personas y mercancías, algo que afecta social y económicamente a todos los sectores y habitantes de Sobrarbe y sus comarcas vecinas.

Creemos que la solución para el túnel de Bielsa se reduce a dos actuaciones, con una inversión mínima: una a corto plazo referente a una mayor eficiencia en el mantenimiento de la carretera del lado francés, y una segunda intervención basada en la inversión en infraestructuras, tanto por el lado español ampliando el tamaño longitudinal de las dos viseras existentes, como principalmente por el lado francés donde se requiere un correcto acondicionamiento de viseras, mejoras en el piso, mejores guardarrailes, etc.

En ese sentido, el Pleno de las Cortes de Aragón ha dado un paso adelante al aprobar de forma unánime un proposición no de ley para la implantación de un Plan de prevención y control de aludes, que evite su formación y desprendimiento en la carreteras aragonesas, y esperamos que evidentemente ese plan actúe sobre las mencionadas deficiencias, y concretamente sobre nuestra carretera autonómica A-138, sin olvidar que la misma tiene la importancia de ser internacional.

Lo que demandamos ahora de la administración estatal y regional, es que obren en consecuencia y con la diligencia precisa para presionar a sus homólogos franceses, tal y como se viene realizando en otros pasos fronterizos pirenaicos, con el objetivo de cumplir adecuadamente estas peticiones básicas para el correcto funcionamiento del túnel Bielsa-Aragnouet, que con tantos sacrificios se consiguió abrir en el año 1976.

Finalmente, los hechos que estamos denunciando hoy aquí nos conducen a la reflexión de que las zonas de montaña en general, y concretamente nuestra Comarca de Sobrarbe, necesita de medidas urgentes que permitan un desarrollo sostenible, vital para el futuro de nuestras montañas y de las generaciones venideras.

En ese sentido, el respaldo que obtuvo ayer la Comunidad Autónoma de Aragón por parte del Comité de las Regiones de la Unión Europea, a su iniciativa de establecer medidas comunitarias a favor de las zonas de montaña, supone un revulsivo para nuestra Comarca, y un argumento más a favor de la reivindicación que nos ha reunido hoy aquí, que no es otra que exigir la libre circulación REAL a través del túnel de Bielsa-Aragnuet, y la realización de las inversiones invernales necesarias para el futuro y el desarrollo equilibrado de Sobrarbe.

Comentarios