El GA plantea conflicto de competencias con Medio Ambiente por el encauzamiento del río Sosa en Monzón

El Gobierno de Aragón acordó requerir al Gobierno central que anule la certificación del 20 de enero de 2003 sobre la afección de los proyectos y actuaciones a la conservación de la biodiversidad en las zonas de especial conservación (ZEC) y en las zonas de especial protección para las aves (ZEPA) expedida por el Ministerio de Medio Ambiente relativas al proyecto de encauzamiento del río Sosa en la zona baja del Casco Urbano de Monzón (Huesca).

El Gobierno de Aragón entiende que esta actuación del ministerio vulnera las competencias autonómicas en materia de medio ambiente y de gestión de espacios naturales.

El acuerdo, además de requerir la anulación de la certificación, plantea una doble actuación en el caso de que el ministerio no atienda dicho requerimiento. Por un lado, autoriza a la dirección general de Servicios Jurídicos para interponer un recurso contencioso administrativo para declarar la nulidad de la certificación. Por otro, se acuerda plantear ante el Tribunal Constitucional conflicto positivo de competencia.

Cabe recordar que en respuesta del Gobierno central a una pregunta del diputado de CHA, José Antonio Labordeta, se desprendía que las obras de encauzamiento del río Sosa podrían comenzar este año 2003, ya que se cuenta con una partida en el anexo de inversiones de los Presupuestos Generales del Estado de 803.040 euros.

El presupuesto total de esta obra pública es de 2.316.000 euros, y en la actualidad está en fase de estudio previa a su aprobación técnica, por lo que no se ha licitado, según señalaba el ejecutivo, a finales del 2002.

La primera fase contempla un tramo de 650 metros entre el puente de la Jacilla y el de la Nacional 240, en estas obras se incluye la apertura del tercer ojo del denominado Puente Viejo. El encauzamiento del Sosa es una vieja reivindicación de la población.

Comentarios