Antes del 2004 se renovarán 2.210 líneas de telefonía rural en Huesca

Los 4.235 usuarios de líneas de Telefonía Rural de Acceso Celular (TRAC) en Aragón tendrán acceso a Internet antes de que finalice el 2004, de acuerdo con el plan diseñado por Telefónica de España y aprobado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología. La zona pirenaica es la que presenta mayor profusión de TRAC en Aragón, donde las líneas existentes se distribuyen así: Huesca, 2.210; Zaragoza, 1.205 y Teruel, 820.

El plan tiene como objetivo básico que todas las líneas TRAC, sin coste adicional alguno, serán sustituidas por soluciones tecnológicas más avanzadas, de forma que puedan acceder a Internet en condiciones similares a las que disponen los clientes conectados a la red telefónica básica. El calendario aprobado para la consecución de este objetivo establece que antes de que finalice el 2003 el 50% de los usuarios de líneas TRAC tendrán ya acceso a Internet.

Para la sustitución de las líneas TRAC se combinarán distintas soluciones tecnológicas, buscando la más viable en cada caso. Así, el par de cobre convencional se usará cuando la proximidad de la red telefónica lo permita. En donde haya una alta densidad de usuarios se utilizará tecnología inalámbrica LMDS, mientras que en zonas de baja densidad de usuarios se emplearán redes móviles GSM y GPRS. Por último, el satélite se implantará allí donde no sea posible llegar con ninguna de las otras opciones.

En las próximas semanas se acordará con los operadores designados por concurso el suministro de las distintas soluciones tecnológicas contempladas. La sustitución del TRAC, unas 260.000 líneas en España, recibirá apoyo de fondos europeos en algunas comunidades, sin perjuicio de que se respeten igualmente en el resto de las mismas los compromisos y los calendarios establecidos en el plan presentado por Telefónica de España.

Las líneas TRAC, situadas en la vanguardia tecnológica cuando comenzaron a ser instaladas, han cumplido una misión importante en España en los últimos años, como es la de llevar la línea telefónica básica a lugares remotos o de difícil orografía. Sin embargo, el TRAC, que no permite la transmisión de datos a velocidad suficiente para acceder a Internet, se ha revelado como una tecnología que ha de ser sustituida para atender hoy al desarrollo social y a la difusión de la Sociedad de la Información en medios alejados de los grandes núcleos. En Aragón, que ocupa sólo el puesto décimo por número de líneas TRAC entre las comunidades españolas, el volumen de estas líneas ha bajado alrededor de un 10% en el último año, a medida que han sido sustituidas por soluciones más avanzadas.

Comentarios