Las cigüeñas de Huesca se quedan sin casa

Se han desalojado 9 nidos de cigüeñas en la Catedral de Huesca. Se trata de 2 nidos ubicados en el campanario, 4 en distintos pináculos, 2 en el tejado y 1, en uno de los contrafuertes. Posteriormente se va a ubicar elementos disuasorios para ahuyentar a estas aves de la seo oscense. A partir de ahora se trabajará en recuperar los elementos arquitectónicos dañados. Es una medida provisional a la espera de una intervención más amplia y definitiva en la Catedral.

El problema del anidamiento incontrolado de las cigüeñas en la Catedral de Huesca estaba siendo un auténtico quebradero de cabeza tanto para la Diócesis, como para las Consejerías de Cultura y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. De un nido hace tres años, dos hubo el año pasado, y hoy se podían contabilizar nueve nidos completos en lo más alto de la Catedral de Huesca. Esto significa que las cigüeñas que anidaban han seguido reproduciéndose, y se han podido observar alrededor de una veintena de ellas, en los últimos meses.

Es por ello por lo que hace varias semanas, todas las partes implicadas ?Patrimonio, Diócesis, Medio Ambiente y Ayuntamiento de Huesca- mostraron su interés en solucionar cuanto antes el problema. El desalojo de los nidos se lleva a cabo toda vez que la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón autorizó quitar los nidos antes del 28 de febrero.

Por medio de dos grúas se ha procedido al desalojo de los nidos y en las próximas horas se instalará un sistema electroestático como medida disuasoria. Este mecanismo que, se encuentra colocado por ejemplo en la Basílica de San Pedro en Roma o en Notre Dame en París, crea un campo de corriente eléctrica que evita que se vuelvan a asentar estas aves.

A partir de ahora, la Catedral de Huesca dejará de contar con la estampa que ha venido teniendo en los últimos años con las cigüeñas en sus torres, sobrevolando la seo oscense.

Comentarios