El frío aumenta las ventas de libros en Huesca

Este invierno con bajas temperaturas, problemas carreteros y nevadas constantes en la parte norte de la provincia ha sido un aliciente para los libreros de la ciudad que han visto como los oscenses se acercaban en mayor número a comprar algún libro para pasar el fin de semana en casa leyendo.

El lector oscense es bastante selectivo, según la presidenta de los libreros en Huesca, Loreto Rivarés, aunque normalmente la novela es lo que más se vende. También el ensayo tiene su espacio y sobre todo crece la venta de las biografías

El tiempo no elimina la literatura sino que hace cambiar el tipo de libro que se lee. El tiempo es un condicionante en el mundo de la lectura y es que no en todas las épocas del año se lee lo mismo. Antes de la navidad por ejemplo, lo que se vende, durante el último trimestre del año, es la narrativa ya que, normalmente, las editoriales de cara a navidad sacan muchos libros de autores conocidos. Pasada la Navidad el panorama cambia completamente.

Desde final de enero y durante febrero se publica y vende más ensayo en Huesca y también lo que es la divulgación científica. Durante estos días lo que más se vende en la capital oscense son libros como ?los mitos de la Guerra Civil? de Pío Moa, ?El nuevo dardo en la palabra? de Lázaro Carreter, un ensayo ?Como rompecabezas de la sexualidad? de Marina, las memorias de Jaime Peñafiel ?A golpe de memoria?, un libro de historia de España ?Tres milenios de historia? del historiador recientemente fallecido Antonio Domínguez, Las leyendas de Guara...

Conforme se acerca la primavera salen nuevas publicaciones sobre todo de narrativa que es la que toma el protagonismo de cara al mes de abril con las ferias del libro. Ya se ha empezado con la publicación del premio Nadal 2003 de Andrés Trapiello, que visitaba recientemente Huesca, que ha salido a la venta hace unos 20 días.

El verano también es una buena época de lectura pero un poco más relajada. Los libros de bolsillo se leen entonces mucho.

Después de la novela lo que más se vende es el libro para niños. Los padres poco a poco se dan cuenta que los hijos están saturados de juguetes y de que los libros son importantes para su aprendizaje. También en los centros escolares se hace hincapié en los libros pero desde la asociación de libreros se echa en falta más de incisión en el tema de la animación a la lectura infantil.

Comentarios