Ni el PGOU ni el campo de golf logran el consenso en el ayuntamiento de Monzón

El pleno de Monzón aprobó de manera provisional el Plan General de Ordenación Urbana, que volverá a estar un mes en exposición pública antes de su aprobación definitiva. Este plan sale con los votos favorables del PP y los contrarios de PSOE y CHA, que han acusado al Equipo de Gobierno de falta de reuniones y de búsqueda de consenso.

Para Chunta Aragonesista se habla de una ciudad que triplica su población y el numero de viviendas sin un estudio previo e hipoteca el único suelo fértil como es de la huerta vieja.

El PSOE ha presentado 107 alegaciones, entre las que destaca las cincuenta por descatalogación de edificios, sin que a excepción de una hayan recibido algún trato favorable. Asimismo, ha interpuesto recursos, informados negativamente contra los convenios vinculados al Plan como la Azucarera, Aiscondel, la Hidro y Torres- Maza, ya que según señalan sólo se atienden a intereses particulares por encima de los generales. Para Fernando Heras un documento como el PGOU sin consenso no sirve y el PP ha roto las reglas del juego.

El portavoz del PP, José Luis Escutia ha vuelto a defender las bondades del Plan que resuelve las necesidades de suelo y vivienda para la ciudad en los próximos años, ha rechazado las criticas por falta de transparencia ya que considera que en ningún momento ha habido voluntad de consenso y recuerda que va a estar en exposición pública un mes más y que los partidos políticos de la oposición sólo defienden sus intereses personales.

Vinculado al PGOU se ha aprobado inicialmente el convenio con un promotor para un campo de Golf, dónde el PSOE ha criticado que apareja un pueblo con más quinientas viviendas entre Monzón y Pueyo de Santa Cruz y ha vuelto a incidir en la ausencia de transparencia. Cha ha destacado el alto consumo de agua para una instalación que no se ubica en un terreno idóneo y como el de Calatayud presenta pérdidas de 60 millones de pesetas. José Luis Escutia del PP ha lamentado que una vez más un proyecto interesante para la ciudad con una urbanización de calidad a coste cero, sea criticado mientras que en otras poblaciones como Jaca o Sabiñánigo se defiende a capa y espada. En urgencia se han reconocido obligaciones por 711.000 euros del 2002, que ha servido para volver a incidir en la falta de previsión en gasto corriente del ayuntamiento con un gasto desbocado y un aumento de la deuda según Fernando Heras del PSOE y para pedir que se presentará junto a la liquidación del presupuesto del 2002 por parte de Cha para hablar de la situación financiera. Nicolás Fortuño, alcalde de Monzón, ha defendido de nuevo la situación económica con reducción de este tipo de obligaciones de 175 millones del 2000 hasta los 120 millones actuales y ha insistido en que se paga a dos o tres meses.

La Ordenanza sobre la violencia hacia las mujeres ha contado con el apoyo del PP y PSOE y la abstención de Cha, que ha anunciado junto a los socialistas que en el período de información pública iban a alegar.

Las mociones sobre el Prestige y la Guerra contra Irak no han salido adelante por los votos en contra del PP, que aún declarándose a favor de la Paz, no consideran al ayuntamiento el foro adecuado. En la mesa del pleno los concejales del PSOE y Cha han ubicado carteles con ?No a la Guerra ? y Paz Ahora?.

Comentarios